Pensando efectivamente en el resultado que pueda registrarse en la elección, un 57,3% considera que Una fuerza opositora ganara la elección de medio termino, mientras que un 22% considera que lo hará el Oficialismo. Pero, a pesar de ello, las expectativas que el sector tiene de que una derrota del oficialismo produzca cambios en la políticas hacia el sector es baja.

Un 81,3% de los consultados considera que incluso frente a una derrota electoral, el gobierno cambiara poco a nada el rumbo de sus políticas dirigidas hacia el sector. Esto pudiera explicar las moderadas expectativas que el sector tiene a la hora de observar el proceso electoral.

Respecto de si los intereses del sector estarán bien o mal representados en el proceso electoral, la mirada es mayoritariamente negativa ya que el 69,7% de los consultados considera que los intereses del sector estarán Mal o Muy mal representados. Solo el 19,9% de los consultados considera que el sector estará Muy Bien o Bien representados en esta elección de medio termino.

Entre los que consideran que el sector estará Muy Mal representado en el proceso electoral, el 56,6% de ellos considera este déficit se solucionaría logrando mayor incidencia en las propuestas que los espacios proponen al electorado, mientras que el 40,4% considera que es necesario que haya mas candidatos del sector integrando las listas que van a competir por cargos legislativos.

Tranquera campo - Miramar - Fotografía: Ramiro Bustinza

Con relación a como el sector se ve representado en la disputa política electoral, un dato particular que resalto del estudio es que un 54,6% de los consultados considero que esta Muy o Bastante dispuesto a votar por un Partido del Campo, integrado exclusivamente por dirigente agropecuarios.

Pensando en la heterogénea composición de la coalición de Gobierno y consultado respecto de cual de los diferentes sectores que integran este gobierno entiende mejor los problemas del sector, una mayoría del 54% de los consultados considera que son los Gobernadores lo que mejor entienden la realidad agropecuaria, mientras que un 36,8% no supo o no quiso identificar sector alguno del gobierno que esta en condiciones de entender los problemas del sector.

Finalmente, y con relación a la discusión sobre la prorroga del régimen de biocombustibles en Argentina, el 64,7% de los consultados considera que el régimen de biocombustibles debe prorrogarse, mientras que solo el 8,6% considera que el gobierno no debería prorrogar dicho régimen.

A la hora de evaluar cuales pueden ser los motivos por los cuales el gobierno se resiste a prorrogar el actual régimen de biocombustibles, el 28,8% considero que se trata de presiones de otros sectores internos del gobierno, un 23,4% considero que obedece a presiones petroleras otro 13,9% considero que el gobierno quiere perjudicar al sector no prorrogando el Régimen, y un 7,7% señalo otras razones para explicar esa actitud del gobierno.