La Justicia investiga el traslado de 60 dosis de vacunas Sputnik-V que partieron desde Ezeiza a El Calafate en un vuelo comercial de la empresa Aerolineas Argentinas. Desde la Fiscalía analizan si se trata de un nuevo accionar en la maniobra de las vacunas vip, o si se trataría de una nueva irregularidad.

La información trascendió a partir de que la diputada Graciela Ocaña contara en el expediente en el que interviene la jueza María Eugenia Capuchetti, cuál fue la situación del envío de las 60 nuevas dosis. TN tuvo acceso a este documento y desde entonces el hecho trascendió aun más.

En el archivo se comunica que el avión que llevó las dosis a la ciudad santacruceña partió el 23 de enero a las 8.40, y que previo a la hora del despegue, agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) recibieron un llamado de una autoridad de la aerolínea.

En el comunicado de esta persona que llama por teléfono, al parecer le habría autorizado a la seguridad el ingreso de Gustavo Javier Bahut, jefe de la central de monitoreo del Hospital Posadas, un enviado de la por entonces Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, actual titular de la cartera.

Bahut habría entregado una conservadora que pasó por el escáner destinado al control de la tripulación, donde testificaron que se trataba de la vacuna rusa. La indicación hacia el personal incluía la entrega en mano de las dosis de Sputnik V al comandante de Aerolíneas, en una zona restringida, destinada al ingreso de los pilotos y azafatas.

“De confirmarse estos hechos, es evidente que la sustracción de las 60 dosis tuvo por objetivo proveer a algún vacunatorio vip, constituyendo una nueva modalidad de la apropiación indebida de medicinas que debe suministrarse a las poblaciones de riesgo, para beneficio de amigos del poder o directamente integrantes del gobierno”, indicó la denuncia que realizó Ocaña.

En base a esta información, se solicitó que se registren las cámaras de seguridad de los aeropuertos internacionales de Ezeiza y El Calafate, que se tome declaración a Bahut y al comandante del vuelo. Además de que Aerolíneas Argentinas debe realizar un informe que testifique la composición de la tripulación y que se investigue quién habría impartido la orden de demorar el vuelo.

Por su parte, sobre el destino de las vacunas, hasta el momento se desconocen. Según comunicó TN, una vez que las dosis arriban a la ciudad, la distribución interna depende de las autoridades sanitarias de cada distrito.