La Noche de los Museos regresó este sábado y recuperó las calles porteñas con la apertura de museos e instituciones de arte que convocaron a participar de charlas, talleres, shows de música, proyecciones y visitas guiadas totalmente gratuitas.

Más de 100 museos, edificios emblemáticos y espacios culturales abrieron sus puertas de manera gratuita de 19 a 2 y varios transportes públicos se sumaron para trasladar, también gratuitamente, a la gente por la ciudad.

Los organizadores estimaron miles de visitantes y “un éxito de convocatoria” en una nueva Noche de los Museos, cita obligada de la cultura porteña y, en algunos casos, lo que significó la gran reapertura para muchos de estos espacios y el reencuentro con el público.

Qué se pudo visitar en La Noche de los Museos

El sur de la ciudad concentró buena parte de la programación. En la feria de Caminito hubo talleres de foto, xilografía y fileteado; los adoquines de la Vuelta de Rocha marcaron el Camino de Quinquela en la ribera del Riachuelo; y Colón Fábrica abrió sus puertas para recorrer la instalación de decorado y vestuario de Ópera y Ballet del Colón.

A unos pasos, Fundación PROA repartió kit didácticos y organizó visitas guiadas por la exposición “La suite”; el Museo Benito Quinquela Martín expuso al aire libre arte argentino y mascarones de proa; y Fundación Andreani expuso cuatro muestras, entre ellas, “Generación Supernova”, protagonizada por adultos mayores en tiempos de pandemia.

En la plaza de la Usina del Arte hubo instalaciones, Ignacio De Lucca inauguró “Retratos de Cuarentena”; el hall central fue el punto de encuentro para las visitas al “Street art boquense”; y para los más chicos estuvo abierta la Sala iUpi!.

Ya en Barracas, al 33 de calle Lanín, un espacio de arte a cielo abierto, se proyectaron videos, hubo música y un taller de mosaiquismo para niños y adultos. Y llegando a San Telmo, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (avenida San Juan 350) exhibió “Todo es ficción”, de Washington Cucurto.

Dentro del casco histórico, los visitantes presenciaron el Cambio de Guardia del Regimiento de Granaderos a Caballo que custodia el sable de San Martín, en el Museo Histórico Nacional, ubicado en Defensa 1600, a las 20, 21.45, 24 y 1.30. A pocas cuadras de ahí, el Museo Nacional de la Historia del Traje ofreció teatro de sombras: “Cao Chong pesó un elefante”.

Vuelve La Noche de los Museos

En el Complejo Histórico Cultural Manzana de las Luces (Perú 222), cantó Marikena Monti y pasaron videos de la afroamericana Luanda para cerrar bailando con DJ Dr. Trincado.

En tanto que a pocos metros, sobre Bolívar 65, el Museo Nacional del Cabildo de Buenos Aires y de la Revolución de Mayo puso luz en el trabajo de los arqueólogos y la excavación que todavía está en curso en el Patio Sur.

Llegando al centro de la ciudad, el Museo Casa de Ricardo Rojas (Charcas 2837) organizó una competencia de runway y música para bailar en la vereda.

En tanto, la Casa Nacional del Bicentenario, sobre Riobamba 985, donde además funcionan el Centro de Arte Sonoro (CASO), el Palais de Glace y el Museo Nacional del Grabado, fue sede del 12° Festival de Cine Migrante.

Hacia el norte, el Museo Nacional de Bellas Artes, presentó “Postales urbanas”, un mapping hecho con obras maestras de su acervo que proyectaron sobre la fachada del edificio.

En el Museo Evita proyectaron partes de películas y archivos audiovisuales que tuvieron a Eva Duarte como protagonista; acompañado por la muestra “Amar es Luchar”, que explora todo aquello a lo que Eva no renunció e interpela al público con el hashtag #AQueNoRenuncias; y una exhibición de objetos donados de manera espontánea por el público, donde encontrarán hasta juguetes repartidos por la histórica Fundación Eva Perón.

“Objetos poderosos” es justamente el título de otra muestra, esta vez del Museo Nacional del Hombre, ya en el barrio de Belgrano sobre la calle 3 de Febrero 1320, que recupera instrumentos de fuerte poder simbólico que permiten un desplazamiento entre lo sagrado y lo profano.