Luego de la prueba realizada el fin de semana previo a Navidad en el barrio porteño de San Telmo, donde hubo alimentos en promoción desde $ 49 el kilogramo, a partir del 15 de enero las cooperativas de pescadores recorrerán el país con ofertas de pescados en ferias a precios hasta un 70% más baratos.

Los productores armarán ferias itinerantes para comercializar en forma directa con los consumidores sus alimentos, a fin de que implique una disminución de las precios.

Previamente y como prueba se montó en el barrio de San Telmo el “Mercado Social Mario Cafiero”, que ofreció el kilo de merluza a $ 270 y el de medallones a $ 280 y promociones como la merluza sin cola y sin cabeza a $ 49 por kilo.

El resultado fue una venta de más de 8.500 raciones, lo que significó alrededor de 1.800 kilogramos de pescado y más de 350 kilos en productos artesanales en conserva.

En el Mercado Social se ofrecieron además lácteos, pastas y carnes vacunas, porcinas y aviares, también a precios más bajos de los que se consiguen en los puntos de comercialización tradicionales.

El presidente de la Cooperativa de Pescadores del Mar Adriático, Cristian Alessandroni, indicó en una charla con la agencia “Telam” que “somos un grupo grande de cooperativas con capacidad de abastecer un programa nacional con uno o dos equipos, y podemos garantizar hasta 60 toneladas diarias de pescado”.

“Tenemos pensado empezar a partir de la segunda quincena de enero; estamos en condiciones de abastecer a todo un municipio o recorrer todo el territorio nacional”, agregó Alessandroni.

Las cooperativas crearon un consorcio que fue avalado por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes).

La iniciativa se nutre de la experiencia del programa “Pescado para todos”, lanzado en 2010 por el Gobierno nacional de entonces, con el objetivo de acercar y garantizar el alimento a precios accesibles para los sectores populares.

El programa operó a nivel nacional hasta 2015 y su principal característica fue que acercó los alimentos marítimos a barrios donde su consumo era menos frecuente por motivos económicos, pero también por falta de costumbre.

En ese sentido, los cooperativistas planean difundir diferentes tipos de pescado para diversificar la demanda, que actualmente se centra mayoritariamente en merluza y rabas, y mejorar la nutrición de los consumidores.

Venta de pescado\u002E

Alessandroni explicó que el mayor desafío que tienen es “poder potenciar las compras”, es decir, garantizar una demanda razonable para movilizar los camiones y equipos necesarios.

El productor indicó que el acompañamiento estatal sería de gran ayuda para consolidar una estructura de demanda y poder llegar a la ciudadanía en forma directa.

“Si el Estado se compromete un poco más podemos producir y hacer la logística para que todos los argentinos accedan a esta propuesta”, confió Alessandroni.

Como primer medida, los productores planean recorrer Tucumán, Córdoba, Entre Ríos y Misiones, ya que recientemente les llegaron pedidos desde esas provincias.

El mismo producto que nosotros vendemos a $240, en el supermercado no baja de $700, la brecha es muy amplia”, sostuvo Alessandroni y consideró “una tomada de pelo” el sostenido aumento del precio de los alimentos.

A la propuesta de los pescadores podrían sumarse también productores de otras carnes y de lácteos, replicando lo ocurrido en el “Mercado Social Mario Cafiero” la semana pasada.

En el mediano plazo los cooperativistas proponen crear una flota nacional pesquera en sociedad mixta con el Estado, para que los costos sean solamente la mano de obra y el mantenimiento de las embarcaciones y eso abarate los precios al eliminar intermediaciones en la cadena de valor.

“Hoy en día todas nuestras embarcaciones, si bien son de empresas nacionales en su mayoría, exportan casi el 100% de su producción. La merluza argentina cuesta más barata en Madrid que en Mar del Plata”, cerró Alessandroni.