Se derrumbó este miércoles parte de la popular local en el estadio de Ferrocarril Oeste, en el barrio porteño de Caballito. Estaba en construcción desde hace más de un año, aunque el Gobierno porteño dijo que la obra estaba clausurada desde enero.

Según confirmó el presidente del club, Daniel Pandolfi, seis operarios resultaron heridos y fueron trasladados a distintos hospitales cercanos.

El hecho ocurrió este miércoles entre las 12 y 12.30 del mediodía, mientras hormigonaban parte de la estructura que el club, desde hace varios años, busca renovar para terminar de dejar atrás los viejos tablones.

Nos sorprende, es una obra que ya lleva tres años y nunca habíamos tenido problema. Siempre con la misma empresa. Evidentemente algún error hubo. Todo lo que está hormigonado ya está hecho, no tiene nada que ver con lo que pasó ahora. No se cayó ninguna estructura de hormigón, acá lo que se cayó en una estructura de madera de atrás”, explicó el dirigente de Ferro.

No obstante, las fuentes de la Agencia Gubernamental de Control aseguran que “la obra fue clausurada por el GCBA (Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) en enero de este año por no poseer la correspondiente documentación de Obra Registrada”.

Y agregaron que “el 5 de marzo y el 28 de julio se constataron 2 violaciones de clausura y en ambas instancias se le dio intervención a la Justicia”.

Cómo fue el derrumbe en el estadio de Ferro

El encofrado que se había armado para la construcción de una tribuna lindera a la avenida Avellaneda es lo que se derrumbó. La caída de la estructura produjo un gran estruendo y fue en el momento en que estaba siendo hormigonada.

“El personal a cargo de la obra informó que no había operarios atrapados. Se llevó adelante una inspección preventiva para asegurarse que no haya ninguna persona en los escombros”, precisó el parte. La unidad canina K9 de Bomberos de la Ciudad realizó una inspección que arrojó resultados negativos.

Seis trabajadores sufrieron politraumatismos leves, por lo que fueron trasladados de manera preventiva a los hospitales Álvarez y Durand, mientras otros dos fueron atendidos en el lugar. Directivos del club señalaron a Télam que los trabajadores trasladados “se encuentran en observación en los hospitales Álvarez y Durand”.

“Se trató de un desmoronamiento de un encofrado de futuras gradas, de 20 metros por 15 metros”, agregó el informe.

El club está en obra desde hace años luego de que demolieran las tribunas de tablones para darle paso al cemento. El estadio Ricardo Etcheverri fue construido en 1905 y actualmente puede albergar unas 12 mil personas, debido a las obras que se están realizando.

Obviamente se va a retrasar la obra, tenemos que ver cómo se rearma, no nos vamos a apurar ahora para nada”, explicó el presidente en diálogo con TN. Aseguró que estaban “en la última etapa” y que estaba estipulada la terminación para marzo de 2022.

El comunicado de Ferro Carril Oeste

El club Ferro Carril Oeste emitió un comunicado por la tarde en el que informó “a su masa societaria y a la opinión pública que en el día de la fecha cedió una parte de la estructura de madera del último módulo a construir de la nueva tribuna Oeste, no teniendo que lamentar heridos de gravedad”.

En el texto se aclaró que el hecho se produjo “en una zona totalmente aislada de las áreas del club destinadas a las actividades sociales”.

“La Comisión Directiva del club ya se encuentra realizando todas las investigaciones del caso, para determinar los motivos de lo sucedido y los pasos a seguir”, agrega.

A las 19 ampliaron el comunicado para agregar que del total de cinco obreros que fueron trasladados para su atención al mediodía, “tres ya fueron dados de alta, mientras que los restantes continúan en observación preventiva”.

También informaron que “todos los accesos al club se encuentran normalizados y que tanto las actividades deportivas, como el Colegio y el Instituto Educativo continúan funcionando normalmente como a lo largo del día”.

Sobre las violaciones de clausura mencionadas por el Gobierno porteño, el club no hizo declaraciones.