Un empleado de una empresa fue interceptado por un delincuente al salir con un maletín de la sucursal de un banco, ubicado en el Microcentro porteño. Pese a que le arrojaron gas pimienta en el rostro, la víctima pudo resistirse al robo y el ladrón, quien no pudo lograr su cometido, terminó subiéndose a una camioneta Ford EcoSport y escapando.

El hecho ocurrió este lunes en el cruce de las calles Sarmiento y Reconquista, donde un Policía de la Ciudad vio el forcejeo de los dos hombres y dio la voz de alto al percibir la intención del ladrón de escaparse.

Luego, comenzó una breve persecución que terminó a metros de Corrientes y San Martín, donde los efectivos alcanzaron la camioneta del sospechoso y detuvieron a los dos hombres que iban a bordo. Además, secuestraron una picana eléctrica y el gas pimienta con el que atacaron a la víctima.

La fiscal Paula Asaro de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 49 de la Ciudad quedó a cargo de la causa y dispuso la detención de los dos asaltantes por el delito de “tentativa de robo”.