Soledad McNally intentó que no le hicieran la prueba a su marido, quien conducía ebrio el vehículo al momento del accidente.


La directora de tránsito de Zárate, Soledad McNally, protagonizó un escándalo en la ruta 193, a la altura de Campana, luego de que su marido chocara contra un auto en el que viajaba una familia: se bajó borracha e increpó a los policías que le hicieron el test de alcoholemia.

​El accidente se produjo el fin de semana cuando McNally iba en su auto Volkswagen Vento junto a su marido, el secretario adjunto de la UOM de Zarat, Ángel Derosso, e impactó en la parte trasera de un Ford Fiesta en el que viajaban cuatro personas, quienes fueron trasladadas al hospital con lesiones leves y están fuera de peligro.

Soledad McNally, directora de tránsito de Zárate.

Fuentes policiales informaron ​que los efectivos que llegaron al lugar intentaron hacerle un test de alcoholemia a Derosso, pero la directora de Tránsito intentó dificultar la tarea. Como consta en el parte policial, “McNally, de manera belicosa y provocadora hacía referencia que al ser funcionaria municipal no se le debía hacer intervención alguna. Además, hablaba incoherencias producto del alcohol”.

A pesar del pedido de la funcionaria, los agentes hicieron su trabajo y le realizaron el test a Derosso: el hombre tenía 1,050 de alcohol en sangre, más del doble del permitido. En tanto, la mujer tenía 0,6 g/l.

McNally intentó impedir el test de alcoholemia.

T​anto Derosso como McNally quedaron imputados por el delito de lesiones culposas a partir del accidente.






Comentarios