Fue durante la ceremonia inaugural. Además, este fin de semana jugaron un amistoso en el Monumental.


El grupo de chicos tailandeses que había quedado atrapado en una cueva durante 17 días, participaron de la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y fueron ovacionados por la multitud que se concentró en el Obelisco.

Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), les dio la cálida bienvenida, al grito de: “Bienvenidos, Jabalíes Salvajes”, y los integrantes de un equipo de fútbol infantil en su país, respondieron con el típico saludo de reverencia. 

Además, este fin de semana, fueron recibidos en el Monumental, donde jugaron un partido amistoso con el equipo juvenil de River y recibieron camisetas del equipo millonario.

Los menores, de entre 11 y 16 años, junto a su tutor (23), habían quedado atrapados en una cueva el pasado 23 de junio. Luego de nueve días de intensa búsqueda, fueron encontrados a cuatro kilómetros de la entrada.

Invitados para compartir sus experiencias como jóvenes atletas




Comentarios