Un verdadero papelón se vivió este martes por la noche en el estadio Ciudad de Vicente López debido a que la barrabrava de Platense agredió y robó a sus jugadores luego de que su equipo pierda ante Estudiantes de Caseros por 1 a 0.

El lamentable episodio sucedió minutos después del encuentro, cuando los violentos ingresaron a la zona mixta, se subieron a la combi de los futbolistas y, mediante amenazas con cuchillos en mano, les sustrajeron todas sus pertenencias. 

"Nosotros mismos, los periodistas, tuvimos que salir corriendo por miedo a caer en la persecución de esos ineptos. A todo esto sumarle que uno de los pocos efectivos a cargo a la hora de pedir refuerzos tuvo que PREGUNTAR la dirección de donde estaba parado", explicó el periodista Lucas Riggio en sus posteos de Twitter.

No obstante la Jefatura Departamental, que tiene intervención en el partido de Vicente López, precisó que ni los dirigentes ni los jugadores hicieron la denuncia, pero que se labraron acciones de oficio por el delito de amenazas.

"El jugador apuntado por la barra de Platense fue Diego Tonetto, quien saliera de la cancha caminando con el partido empatado y luego se plantara ante el reclamo del grupo violento. Se lo acusa de haber recibido dinero para no ganar", sostiene el periodista Pablo Carrozza en una de sus publicaciones en la red social del pajarito.

En cuanto a lo estríctamente futbolístico, el "Calamar" cayó por la mínima diferencia ante el "Pincha" de Caseros, rival directo por el ascenso, y hace cuatro encuentros que no consigue el triunfo.