Antes de fin de año serán transferidos a la Ciudad 250 agentes de Infantería y 150 de la Montada. El objetivo del Gobierno porteño es combatir los cortes. 


La Policía de la Ciudad se creará con un gran desafío: reducir la cantidad de piquetes. La nueva fuerza, que comenzará a operar el 1° de enero, tendrá como uno de sus objetivos evitar u ordenar en especial los cortes más pequeños, para que se pueda circular.

Según un informe de Clarín, “hay una idea de intervenir, pero la protesta callejera tiene distintas facetas”. “No es lo mismo una manifestación de mucha gente, que es imposible controlar, que un piquete de organizaciones que buscan el conflicto con la Policía. Vamos a empezar a trabajar con los cortes más chicos“, sostuvo una fuente de la Ciudad.

Entonces, el Gobierno porteño planea utilizar a 250 agentes de Infantería y 150 de la Montada que serán transferidos a la Ciudad antes de fin de año. “Los policías comunes asistirán en los operativos, pero para ésta tarea es necesario un grupo con otro entrenamiento y equipamiento. Y eso también condiciona un poco la capacidad operativa”, explicaron.

“Soy consciente del problema que generan los cortes. Este es un resabio de más de 12 años de inacción total. Para eso se está concretando el traspaso de la Policía, que se terminará de efectivizar el 1° de enero. En este tema no hay que hablar, sino que hay que hacer. Ordenar la cuestión. Que la protesta no perjudique a quienes no protestan”, afirmó Horacio Rodríguez Larreta, en una entrevista hace algunos días. 





Comentarios