Tiene 26 años, es nadadora y sufre una enfermedad hereditaria que progresivamente le quita la visión.


Con 26 años, Elena Krawzow se convirtió en la primera atleta paralímpica femenina en posar para la revista Playboy. La joven de origen ruso pero radicada en Alemania fue tapa del magazine y brindó una entrevista en la que habló sobre diversos aspectos de su vida y cómo es sobrellevarla padeciendo la enfermedad de Stargardt.

Elena comenzó a nadar a los 13 años, un año antes de sufrir las consecuencias de la enfermedad hereditaria que progresivamente le quitó la visión. Desde aquel momento, se destacó en la disciplina y a los 16 años fue invitada para ser parte de un club de Nürnberg. Luego, llegaron los triunfos siendo tres veces campeona del mundo y medalla de plata en Londres 2012.

Elena Krawzow (web)

En cuanto a su enfermedad contó: “Afecta a la retina. El centro con el que se puede ver con mayor claridad se ha extinguido, por así decirlo, en mi caso, por lo que tengo un campo de visión muy limitado. Todavía puedo ver algo en el borde del campo de visión. No es que tenga un punto negro en el medio, sino que las imágenes se superponen. Hoy todavía puedo ver el 3%, pero todo muy, muy borroso”.

Elena Krawzow (web)

Orgullosa de sí misma, contó: “¡Sí, es verdad! ⁣Soy la primera atleta paralímpica femenina en la portada de Playboy.⁣ No pude rechazar esta posibilidad. Quiero dar un ejemplo de más tolerancia en la sociedad. Para que las personas con discapacidad puedan crear cualquier cosa y no esconderse, aunque no seas como la mayoría, porque no todas las discapacidades se ven a primera vista, la diversidad es parte de la sociedad y la tolerancia nos ayuda a todos”.

Elena Krawzow (web)

Además, la atleta reflexionó sobre su recorrido: “No es fácil hacerse un lugar en la sociedad cuando se tiene una discapacidad, lo digo por experiencia propia”, e indicó que se busca un nivel de perfección, sobre todo en la industria de la moda. Para concluir, agregó: “Es importante para mí que la gente no juzgue a las personas con discapacidades tan rápido. No importa si eres diferente para la mayoría del mundo: tienes que pararte, aceptarte y amarte tal como sos”.

Elena Krawzow (web)


En esta nota:

Entretenimiento


Comentarios