El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que los contagios de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires "son altos" y el número es "preocupante", a la vez que consideró un "llamado de atención" la cantidad de gente que se vio en la calle, en el inicio de la nueva etapa de la cuarentena, con flexibilizaciones escalonadas y graduales.

Si bien admitió que "es un drama" y un "dato que preocupa", aclaró que "los datos de un día no son parámetro para dar marcha atrás con la reapertura de actividades".

"En la Ciudad llevamos 26 días seguidos, con un promedio de mil casos. Y justamente porque estamos estabilizados con la cantidad de casos es que tomamos la decisión de avanzar con un plan de puesta en marcha de la Ciudad", explicó Larreta en diálogo con TN.

Y agregó: "No vamos a cambiar la decisión por un día, obviamente vamos mirando los datos pero lo más importante es que confiamos en que todos cumplamos".

"La mortalidad de la Ciudad de Buenos Aires es baja, comparada con otras ciudades del mundo. Obviamente tenemos que trabajar para que no fallezco ninguno, y cada muerto es una familia que perdió a un ser querido, es un drama y es lo peor de esta pandemia", afirmó.

Al referirse a la cantidad de personas que salieron a la calle este domingo y lunes, el Jefe de Gobierno dijo que "nos dan un llamado de atención pero por otro lado muestran que la gente lo necesita".

"Tenemos que tener en cuenta el bienestar integral de la gente, con mucho cuidado del coronavirus pero también cuidando las otras enfermedades que la gente pueda tener", indicó.

Ciento trece personas murieron este lunes -la cifra más alta en un día- y 3.937 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, con lo que suman 2.373 los fallecidos y 130.774 los contagiados desde el inicio de la pandemia