El Gobierno porteño instaló postas fijas en distintos barrios y desactivó la atención en varios de los hospitales.


Para facilitar la concurrencia a los donantes, el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires trasladó los bancos de sangre a postas fijas ubicadas en los barrios. Además, a partir de ahora se programan los turnos para evitar la aglomeración de personas.

En el marco de la pandemia de coronavirus, se instalaron postas fijas de donación fuera de los hospitales, ubicadas en distintos barrios porteños, y se desactivó la atención en varios de los hospitales. Además, desde la cartera de salud activaron un sistema para programar turnos mediante la plataforma DonARG.

Ahora, los bancos de sangre están en escuelas cedidas por el Ministerio de Educación porteño, en cumplimiento con todas las recomendaciones específicas para preservar la salud de los donantes, y el respeto por todas las normas de la especialidad, relacionadas a la prevención del Covid-19.

Se instalaron postas fijas de donación fuera de los hospitales (Fuente: GCBA)

El horario de atención es de lunes a viernes de 8 a 12. Una vez que se asigna el turno, la plataforma emite una constancia personalizada para que el donante pueda circular en la vía pública. La misma implica un compromiso asumido por lo que es importante utilizarla sólo para asistir al momento de la donación.

Pueden ser donantes aquellas personas de entre 16 y 65 años que gocen de buena salud y pesen más de 50 kilos. Además, deben calificar en la entrevista y examen clínico que les realicen en el establecimiento.

No pueden ser donantes quienes hayan regresado de regiones con circulación activa del virus en el último mes, o quienes hayan tenido contacto estrecho con quien haya viajado por esos países. Tampoco podés donar sangre si pasó menos de un mes desde el último contacto estrecho con una persona con sospecha o diagnóstico de infección por el Covid-19, o si tuviste el virus en los últimos tres meses.

Fuente: GCBA.




Comentarios