Es con el objetivo de contener a quienes se hayan ido durante el fin de semana largo.


El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, dijo que se restringirán desde esta tarde los accesos a la Ciudad de Buenos Aires para reforzar los controles a la circulación de tránsito y de personas que no pueden justificar su presencia en la vía pública ante el aislamiento obligatorio para contener la propagación del coronavirus.

Según detalló en una conferencia de prensa, de los 84 accesos vehiculares que tiene la Ciudad, 59 serán vallados y 25 permanecerán abiertos, de los cuales doce podrán ser utilizados solo por el transporte público y 13 por el “tráfico normal”.

Si no hay circulación, no hay virus. Vamos a fortalecer los controles. Necesitamos que la gente cumpla con el aislamiento para evitar que se siga propagando el virus”, sostuvo Santilli durante una conferencia de prensa en la sede del Gobierno porteño.

Accesos a la Ciudad de Buenos Aires

Por otro lado sostuvo que el acatamiento de la cuarentena social, preventiva y obligatoria fue muy alta: “nueve de cada diez porteños cumplieron con el aislamiento“.

Respecto a los controles, detalló que “cada uno de los 59 lugares cerrados estará acompañado por un agente de tránsito o de seguridad que podrá levantar las vallas en caso de que se trate de una ambulancia o alguna otra emergencia” y agregó que “tenemos que seguir trabajando para que cada vez haya menos gente en la calle y solo circulen los que deben hacerlo”.

Además, se anunció la intensificación de la limpieza e hidrolavado de calles, veredas, contenedores, parques y plazas, y el mobiliario urbano de toda la Ciudad. En tanto, la recolección de residuos continuará normalmente.




Comentarios