Uno de los puntos conflictivos fue la estación Constitución, donde se juntó mucha gente y se formaron largas filas para un colectivo.


Desde este jueves comenzó el nuevo esquema de transporte público, que incluye la prohibición de llevar pasajeros parados y con los servicios de trenes limitados. Eso llevó a que tanto en Ciudad como en Provincia de Buenos Aires haya complicaciones para viajar.

Uno de los puntos conflictivos fue la estación Constitución, donde se juntó mucha gente y se formaron largas filas para un colectivo. La misma imagen se registraba en el Centro de Trasbordo de esa zona, debido a que dejaban pasar 200 pasajeros por tren.

Pese a las restricciones, muchas personas viajaron paradas en las distintas formaciones, tal como denunciaron varios usuarios a través de las redes sociales.

Todas las líneas de trenes del área metropolitana funcionan a partir de este jueves con un esquema especial, con paradas sólo en las cabeceras y algunas estaciones, al igual que la red de subtes de la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, en el área metropolitana fue reforzada la circulación de colectivos, donde rige la obligación de sólo llevar pasajeros sentados, al igual que en el resto del transporte público.

Todas estas medidas regirán hasta el 31 de marzo, plazo en el que, por disposición del Gobierno nacional, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) controlará que los colectivos circulen únicamente con la capacidad de asientos completa, para mantener el distanciamiento social dispuesto por el Ministerio de Salud de la Nación a fin de prevenir el contagio del Covid-19, según se informó.




Comentarios