Tenía 75 años y no quería que le incautaran su mercadería en la zona de plaza Once.


Una vendedora ambulante de 75 años que fue atropellada por una moto mientras corría para evitar que policías e inspectores de la Ciudad de Buenos Aires le incautaran su mercadería en la zona de plaza Once, murió el martes en el Hospital Ramos Mejía.

La víctima es Beatriz Mechato Flores que, como todos los días, el viernes pasado se había parado en la esquina de Sarmiento y Avenida Pueyrredón para vender sus medias. Y al advertir la presencia de personal policial y de inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) que depende de Espacios Públicos, decidió guardar su mercadería en una bolsa y salir corriendo en dirección a Avenida Pueyrredón para evitar que le decomisaran la mercadería.

Tras pasar el primer tramo de la avenida, fue embestida por una moto, resultando gravemente herida y, tras cuatro días de hospitalización, falleció en el Hospital Ramos Mejía.

La Fiscalía Contravencional N°13 a cargo de Andrea Scanga quedó a cargo del caso y solicitó, los registros fílmicos, según informó la Policía de la Ciudad en un comunicado en el que se refirió al hecho como “un accidente de tránsito en el que resultó fallecida una ciudadana peruana” que se produjo “en el marco de un operativo por venta ambulante en la zona de Once”.

Un día antes de que se produjera el deceso, el pasado lunes a las 11, el Movimiento de Trabajadores Excluidos y la Unión de trabajadores de la Economía Popular (UTEP) habían realizado una movilización de Plaza Once a la Agencia Gubernamental de Control “para exigir Justicia por la trabajadora Beatriz Mechato Flores y pedir que cese la persecución contra trabajadoras y trabajadores de la economía popular“.




Comentarios