El tránsito en la 9 de Julio y cerca de Plaza de Mayo se vio afectado.


Con ollas populares en el Obelisco y una marcha, organizaciones sociales y políticas rechazaron este miércoles la llegada a la Argentina de una delegación del FMI, en vísperas de una nueva negociación sobre los vencimientos de la deuda. Pasado el mediodía, el tránsito en la avenida 9 de Julio se encontraba afectado como consecuencia de las protestas.

Los gremios y las organizaciones sociales concentraron desde las 16 en la intersección de las avenidas Independencia y 9 de Julio, y marcharon posteriormente hacia el Congreso, donde el ministro de Economía, Martín Guzmán, exponía ante la Cámara de Diputados sobre el proceso de reestructuración de la deuda, el mismo día que la misión del FMI llegó a Buenos Aires.

(FotoLREUTERS/Agustin Marcarian)

“Vamos a pedir que se active la Comisión Bicameral de Seguimiento para investigar esta deuda que tiene nombre y apellido: son los banqueros y funcionarios del gobierno anterior quienes la contrajeron”, afirmó el diputado nacional por el Frente de Todos Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) al hablar frente a la multitud reunida en Plaza Congreso.

Se sumaron a esta movilización militantes del Movimiento Evita, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el Movimiento Popular La Dignidad, el Frente de Organización en Lucha y el Frente Popular Darío Santillán, entre otras.

(Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

Pasadas las 19, las columnas de los partidos del Frente de Izquierda arribaron a Plaza de Mayo, y desde un palco montado en la esquina de Bolívar y Avenida de Mayo, de frente a la Casa Rosada, exigieron “repudiar la deuda ilegítima del FMI”.

“El gobierno le pone hoy una alfombra roja a la misión del FMI. Nosotros, en cambio proponemos una jornada de lucha para decirle al FMI que desconocemos el pago de esa deuda ilegal. No somos tampoco furgón de cola de una gestión que hoy, con el ministro Guzmán hizo un show en el Congreso”, señaló el dirigente del Partido Obrero, Néstor Pitrola.

(Foto:REUTERS/Agustin Marcarian)

Más temprano, otras organizaciones realizaron ollas populares en el Obelisco y marcharon hasta las oficinas porteñas del FMI, en rechazo a la llegada al país de una delegación de ese organismo multilateral de crédito, en vísperas de una nueva negociación sobre los vencimientos de la deuda.

Como parte de una jornada nacional, las movilizaciones en rechazo a la presencia de la delegación del FMI en la Argentina se replicaron en distintos puntos del interior del país, como fue el caso de las ciudades de Córdoba y de Rosario.




Comentarios