El pediatra Ricardo Russo, quien está acusado de producción, tenencia y facilitación de pornografía infantil, pasó más de 50 días en el Hospital Penitenciario de Ezeiza en absoluta soledad. Sin embargo, el lunes 22 cambiaron sus condiciones de detención. Ahora puede recibir familiares y amigos, tener intimidad para hablar por teléfono e interactuar con otros convictos.

El médico que se desempeñaba en el Hospital Garrahan ahora se encuentra en un pabellón de presos comunes, y "se encuentra animoso, activo y nada tiene que ver con el zombie que era la semana pasada", según confirmó Clarín. En el mismo medio relataron uno de los primeros encuentros de Russo con sus nuevos compañeros.

"¿Vos sos pedófilo, Russo?", le preguntaron. "¡Qué voy a ser pedófilo! Soy médico y estoy acostumbrado a tratar con pibes, y así lo hice toda mi vida", fue su respuesta.

El acusado no está en un pabellón de abusadores sexuales. Según su abogado Ricardo Izquierdo, su defendido no aguantaba más el aislamiento, y estaba atravesando una profunda depresión. "El tipo estaba desesperado por estar con alguien, por hablar, por decir su verdad, es un médico acostumbrado a relacionarse".

El médico del Garrahan detendio por pornografía infantil

Desde el Servicio Penitenciaro confiaron que ahora "Russo está activo, comparte actividades, cocina, habla de sus viajes y su trabajo. Notoriamente tiene otro ánimo".

En el entorno de Russo tienen esperanzas de que pueda llegar a salir en la audiencia de prisión preventiva, que será el martes 30 de julio. Sin embargo, Izquierdo fue contundente: "No tengo ninguna duda que Russo no saldrá. Es muy llamativo que la jueza natural de la causa, Alejandra Dotti, vuelva a tomarse licencia, y la reemplace María Laura Martínez Vega".

Para Izquierdo es inadmisible que la jueza Vega haya pedido una pena de 50 años para un pedófilo "cuando nunca se comprobó que lo fuera. Y hasta los propios camaristas rechazaron sus expresiones. Esto es muy raro, lo veo como algo corporativo. La fiscal dice que ya cerró la investigación, que tiene todas las pruebas... Me encantó. Si con lo que tiene cree que va a condenar a Russo, yo quiero ir a juicio, y si es por mí, que sea mañana mismo".

El letrado subraya que su cliente nunca produjo, distribuyó ni facilitó pornografía infantil. Y concluye: "Russo fue detenido por las dudas, por un eventual peligro a futuro. Le destruyeron la carrera, ahora me pregunto cómo van a hacer para arreglar eso".