Los choferes deberán acatar la medida que rige hasta el 28 de mayo. Reclaman por despidos y por las malas condiciones de los vehículos.


Los choferes de la Línea 60 de colectivos, que durante todo el martes habían llevado adelante un paro de actividades, levantaron la medida y volvieron a sus funciones luego de que el Ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria.

El motivo del cese de actividades era reclamar por el despido de dos trabajadores y para pedir la reparación de unidades en mal estado. 

Según informó a Télam el delegado Néstor Marcolín, la conciliación obligatoria se dictó “por cinco días hábiles, en un intento por destrabar el conflicto y normalizar los servicios”.

“Estamos aguardando una inspección por parte de funcionarios de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) para que verifiquen nuestras denuncias sobre el mal estado de las unidades que ya han provocado accidentes”, agregó Marcolín.

Y concluyó: “Todavía queda por resolver el tema de los dos compañeros despedidos”.




Comentarios