Con una nueva biblioteca que contiene más de 600 ejemplares. En un acto simbólico de apertura del nuevo espacio, los coordinadores obsequiaron a cada mujer privada de libertad un libro especialmente dedicado.


En el marco de las actividades educativas que se impulsan en las cárceles de la Provincia, se inauguró días atrás una nueva biblioteca con más de 600 ejemplares en el anexo femenino del penal de Bahía Blanca dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Inicialmente, la biblioteca se conformó con 640 ejemplares de literatura general. Las internas tuvieron la tarea de organizarlos y catalogarlos.

El emprendimiento contó con el aporte clave de la Comisión de Compromiso Social del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial de Bahía Blanca y la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Sur (UNS), desde donde se llevó a cabo una colecta de libros.

La colecta fue parte de una iniciativa que comenzó con la participación de Paula Marín, delegada de Cultura de Complejo Penitenciario Sur, y de Jimena Quiroga, coordinadora de Cultura de la Unidad 4.

En un acto simbólico de apertura del nuevo espacio, los coordinadores obsequiaron a cada mujer privada de libertad un libro especialmente dedicado.




Comentarios