Fue dada de alta desde el Hospital Penna. Amparo de 3 años, que había sido picada en el abdómen por una ejemplar de Loxoceles, continuará con los controles por tener un riñón afectado y curaciones por la necrósis.


En las últimas horas fue dada de alta desde el hospital Penna, Amparo de 3 años.

La pequeña había sido picada en el abdómen por una ejemplar de Loxoceles. En las primeras horas había ido al nosocomio Municipal, donde le aplicaron el antídoto, luego había sido derivada a la Terapia Pediátrica del provincial.

Deberá continuar con los controles por un riñón afectado y curaciones por la necrósis que le produjo el veneno inoculado por el arácnido.

“Presentó una de las afecciones más graves, con alteraciones de la piel y de la función de varios órganos como el riñón y el hígado, entonces además de la antitoxina hay que darle un tratamiento de sostén”, explicó en ese momento la doctora Natacha Zubismendi.

Y su mamá, en tanto, cuestionó la atención recibida en el hospitalito de White. “Solamente le dieron Ibuprofeno y la mandaron a casa”, lamentó.

La nena fue mordida por una araña de rincón o rinconera. Es una especie de araña araneomorfa de la familia Sicariidae ​ que suele esconderse en grietas y rincones de difícil acceso, por eso su nombre.

Fuente: Labrújula/Vía




Comentarios