A cuatro días de las PASO, la precandidata del Frente de Todos, María Inés Laurini, inauguró el test electoral de Vía Azul. Son 7 preguntas que se le enviaron a todos los primeros precandidatos a concejales de Azul para conocerlos un poco más antes del domingo.

¿Por qué quiere ser (o seguir siendo) concejal?

La decisión sobre quién es la persona que debe encabezar una lista es una definición política de un espacio político. Después siempre existen esos 5 minutos de reflexión en los que uno debe tomar una decisión personal respecto de asumir o no esa responsabilidad. La decisión personal de encabezar la lista, en mi caso particular, se basa en asumir la responsabilidad de coordinar la actividad legislativa a partir de la experiencia desarrollada durante el período 2017 – 2021, tanto en el rol de control sobre la administración de los recursos, la distribución de los gastos y el establecimiento de prioridades al momento de definir las políticas públicas locales y la prestación de los servicios públicos, como en la producción de ordenanzas que, en definitiva, se constituyen en acuerdos sobre la vida en comunidad.

¿Cuál es el primer proyecto que va a presentar si obtiene una banca?

En la próxima sesión ordinaria presentaré un proyecto destinado a incentivar en las generaciones más jóvenes la participación ciudadana y el compromiso de asumir, a nivel local, determinadas responsabilidades con el mundo en que vivimos. Se trata de generar los espacios de debate necesarios para darle territorialidad a los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible que a nivel global se plantearon para el 2030. La Argentina ya definió las metas y los indicadores para cada uno de esos objetivos vinculados a la educación, la salud, el trabajo, el medio ambiente, la pobreza, la producción. Ya muchos municipios vienen trabajando con las metas y los indicadores locales. En Azul tenemos que crear las condiciones necesarias para que los más jóvenes conozcan esos objetivos y empiecen a asumir responsabilidades respecto de acciones concretas que vayan transformando a Azul en un distrito más justo, menos desigual, más sostenible y con posibilidades de desarrollo personal para todas y todos.

Del 1 al 10, ¿cómo evalúa la gestión del Concejo Deliberante?

Cuando la mayoría absoluta se ejerce sin responsabilidad y el Concejo Deliberante se constituye en un órgano que sólo convalida las decisiones políticas del Departamento Ejecutivo, la democracia se empobrece, pierde calidad; la división de poderes pensada para equilibrar las distintas miradas sobre la cosa pública se diluye, la ciudadanía pierde interés por la participación. Con un 3 calificaría la gestión del Concejo Deliberante.

¿Cómo fue hacer campaña en pandemia?

Fue necesario adaptar la campaña a los tiempos y las posibilidades de la pandemia. Se limitaron los encuentros y la virtualidad se transformó en un aliado para comunicar. Transformamos cada una de las actividades de campaña en reuniones de trabajo, muchas veces al aire libre, con distintos sectores de la comunidad para analizar la marcha de las políticas públicas locales, provinciales y nacionales. En los encuentros con familias de diferentes barrios se pueden identificar constantes que se repiten y necesidades particulares que caracterizan a la zona en cuestión. La falta de trabajo y de posibilidades de desarrollo para los más jóvenes es una constante, la necesidad de obras de infraestructura para mejorar la calidad de vida en cada barrio, varía. Hay deudas importantes de cloacas, acceso al agua potable, cordón cuneta y pavimento en sectores puntuales que deberían ser priorizadas por la gestión municipal. Con los sectores vinculados a la cultura y el turismo, muy golpeados por la pandemia, se analizó la ejecución de las políticas públicas diseñadas a nivel provincial y nacional y la falta de acompañamiento a nivel local. Trabajamos, además, con clubes y otras organizaciones intermedias que jugaron un rol fundamental durante la pandemia. La situación de los sectores productivos y el comercio también fue analizada, desde cada uno de los programas de apoyo a PYMES y Cooperativas y el rol del Banco Provincia en el proceso de reactivación económica. Es necesario conocer la realidad de cada uno de los sectores, pensar las articulaciones posibles y definir el rol que el concejo Deliberante debe jugar en esos procesos.

¿Puede destacar algo positivo de algún candidato o candidata que no esté en su espacio político?

Siguiendo con la lógica de no personalizar la política en desmedro de los proyectos políticos destaco como positivo la aparición de nuevos espacios que, se supone, expresan proyectos políticos novedosos.

¿Siente que fue una campaña limpia?

No, de ninguna manera. El incumplimiento de la ordenanza vinculada a la cartelería fue flagrante, además de la ausencia total de los inspectores de control urbano que deben controlar y sancionar a través de la Justicia de Faltas. Pero existe, además, una utilización electoralista de la obra pública y de los recursos municipales.

¿Cuál es el mayor desafío que tiene el partido de Azul?

Salir del estancamiento. Definir un programa de arraigo y desarrollo local. Fijar objetivos a corto, mediano y largo plazo, razonables, basados en datos reales sobre deficiencias estructurales y potencialidades. Definir un rumbo que trascienda las gestiones municipales donde la educación superior tiene que jugar un rol fundamental. Transformar a Azul en un lugar con posibilidades de desarrollo para todos.