Las elecciones movieron el mapa político en Azul. La interna de Juntos dejó esquirlas en el oficialismo, el Frente de Todos pagó a nivel local las cuentas provinciales y nacionales, y la llegada de Podemos Azul obliga a repensar todo de cara a 2023.

LOS GANADORES

Jorge Ferrarello. El sindicalista mercantil, y ahora concejal electo, irrumpió en la arena política con dos triunfos: primero venció en la interna de Juntos y luego repitió ante el resto de los partidos. A principio de año, Ferrarello había dado una pista de que pensaba en la política cuando asumió un cargo partidario en la UCR. Sin dudas, el triunfo del domingo lo pone en carrera para el sillón de Pedro Burgos.

Natalia Colomé. La llegada de Podemos Azul movió el tablero electoral. En sólo cuatro meses, el espacio vecinalista se dio a conocer y logró dos bancas en el Concejo Deliberante. Con boleta corta y con poco presupuesto, Colomé hizo una campaña inteligente que dejó en offside a muchos de sus competidores. Incluso, entre las PASO y las generales su espacio siguió creciendo en votos y estuvo muy cerca de conseguir el segundo lugar. Otra debutante que podría tener un destino ejecutivo en dos años.

María Inés Laurini. A pesar de haber llegado al segundo puesto con lo justo, el Frente de Todos la tenía complicada a nivel local -en gran parte- por arrastre de Nación y Provincia. María Inés Laurini venció con claridad a Nicolás Cartolano en la interna de de su espacio, y mostró unidad al sumarlo a la lista a pesar de no contar con los votos necesarios. La actual concejala renueva su mandato y seguramente seguirá teniendo un rol clave en el Concejo Deliberante.

Lorena Mandagarán. La azuleña Lorena Mandagarán fue electa senadora bonaerense por Juntos. Ubicada en el segundo lugar de la lista detrás de Alejandro Cellilo hizo una gran elección y llega a la Cámara Alta de la provincia. Con su triunfo, Azul seguirá teniendo una senadora a pesar de la salida de Lucrecia Egger, quién perdió la interna y termina su mandato en diciembre.

Eduardo “Bali” Bucca. El bolivarense Eduardo “Bali” Bucca recuperó una banca para el peronismo en la Séptima Sección, después de 24 años. A pesar del resultado general y del avance de Juntos en la zona, el candidato que llegó al Frente de Todos a último momento le dio una buena noticia al gobernador Axel Kicillof, quien el domingo a la noche celebró el triunfo en la Séptima durante su discurso.

LOS PERDEDORES

Hernán Bertellys. El intendente Hernán Bertellys fue uno de los grandes perdedores de la elección, a pesar de que su partido resultó ganando. El triunfo de Ferrarello en la interna sobre Alejandro Vieyra dejó en offside al jefe comunal, quién debió hacer una campaña en la que no hubo contacto con el primer candidato de su lista. La mayor dificultad que enfrentará Bertellys a partir de diciembre será un Concejo Deliberante en el que tendrá que negociar todos los proyectos ya que se queda sin la mayoría automática.

Alejandro Vieyra. A pesar de haber sido electo concejal en tercer lugar, el actual jefe de gabinete soñaba con ganar la interna y posicionarse para el sillón de Pedro Burgos en 2023. La derrota ante Ferrarello lo obliga a reconfigurarse y reinventarse desde un nuevo rol si quiere estar en carrera dentro de dos años para el Ejecutivo.

Vanesa Fernández. La candidata del espacio de Florencio Randazzo tuvo una muy mala elección y quedó en el último lugar. El ex ministro de Transporte tuvo una baja performance a nivel provincial, y en el nivel local no fue excepción.