Este miércoles,  en el Hospital Pintos comenzó la vacunación contra COVID-19, en el puesto que la comuna acondicionó para aplicar las 900 dosis que recibieron de la vacuna china Sinopharm. Según informaron desde la comuna, entre el miércoles y el viernes se aplicarán 750 vacunas en la carpa instalada y los adultos que tienen problemas de movilidad podrán ser inoculados en sus vehículos.

“El vacunar en el auto es una experiencia muy nueva y lo importante es que la gente concurre muy feliz a vacunarse. Estamos realmente muy conformes como todo está organizado en beneficio de la comunidad”, afirmó la enfermera María Rosa Orajovac, quién agregó: “Es muy agradable poder compartir con la gente esta iniciativa ya que muchos no se pueden bajar del automóvil por diversas dificultades”.

Por otra parte, la enfermera Elvira Laporta destacó que “es una experiencia hermosa, estamos cuidando a la gente para que no se contagie, y nos da la posibilidad a nosotros de otra nueva experiencia porque esto es una pandemia única que estamos pasando. Debemos estar preparados para protegernos unos a otros y así seguir adelante”.

Miguel Ángel Aguiar, de 84 años, fue uno de los azuleños que fue vacunado en su coche, aseguró que “estamos muy agradecidos que nos hayan llamado para vacunarnos; es una posibilidad más de vida; y también agradecidos porque no tuvimos que bajar, mi señora es discapacitada y pudimos quedarnos acá”.

LA VACUNA EN LAS LOCALIDADES

El jefe de Gabinete, Alejandro Vieyra adelantó que “estamos a la espera de una gestión que se ha hecho, a partir de que el Intendente nos puso a nosotros en conocimiento de que tenía una conversación con el Ministerio de Salud de la Provincia para poder vacunar en donde nosotros queríamos vacunar en las localidades, que son en los hospitales municipales”.

“Confiamos en que como resultado de estas conversaciones, podamos empezar a vacunar tanto en Cacharí como en Chillar en corto tiempo”, concluyó el funcionario municipal.