Este miércoles por la madrugada, alrededor de las 3 de la mañana, asaltaron la tradicional consignataria Aristegui de Cacharí. Al menos tres ladrones entraron por una ventana lateral, sorprendieron a uno de los socios que estaba durmiendo en el lugar y se llevaron entre 200 y 300 mil pesos.

Según revelaron fuentes policiales a Vía Azul, el socio que fue sorprendido por los delincuentes vive en otra localidad y cómo se quedó por la pandemia estaba durmiendo en la consignataria. De acuerdo a su relato, fue sorprendido por -al menos- tres delincuentes que ingresaron por una ventana cuando dormía y lo ataron de pies y manos. De la consignataria se llevaron dinero en efectivo, chequeras, documentación, un teléfono, boleadoras y el recado de un caballo tamaño real que está de adorno.

“En general no hay sumas importantes de dinero, ya que la mayoría se hace por transferencia. Ellos pedían plata grande”, revelaron desde la firma que. El último remate que hizo Aristegui fue el 10 de febrero y el próximo será el 10 de marzo, sin embargo en estos eventos el dinero se transfiere por cheques o a través de transferencias bancarias.

El lugar, que no cuenta con cámaras de seguridad, quedó completamente revuelto tras la huida de los asaltantes y los efectivos de la subcomisaría de Cacharí están trabajando para intentar determinar quiénes fueron los autores del robo.