Ante el aumento “casi explosivo” de casos en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno bonaerense anunció hoy la puesta en marcha de una serie de medidas a partir de mañana, entre ellas la suspensión de actividades recreativas y comerciales entre las 2 y las 6 de la mañana en 110 distritos que se encuentran en fase 4, entre los que se encuentra el partido de Azul.

El anuncio lo realizó el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, en una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno provincial, junto al ministro de Salud, Daniel Gollan.

En ese marco, Bianco precisó que desde mañana se limitarán hasta 10 personas las reuniones familiares, sociales y recreativas dado que en ese tipo de encuentros es donde “se relajan los cuidados” para evitar contagios.

Tal como la provincia había hecho en el mes de enero, ante el incremento de casos, Bianco anunció que nuevamente -ante lo que definió como la llegada segunda ola de coronavirus- se publicará mañana una resolución que “suspende actividades recreativas, comerciales, artísticas, deportivas, culturales y sociales entre 2 y 6 de la mañana, como fue a comienzo de la temporada estival”. Quedarán exentas de esa restricción las actividades esenciales, así como las de carácter productivo, agropecuario y manufacturero. En el caso de Azul, la nocturnidad ya está limitada de 1 a 5 desde la semana pasada.

Según destacó Bianco, la provincia trabaja con los 135 intendentes bonaerenses “para reforzar controles y que los comercios y bares no estén abiertos” en los horarios prohibidos.

Además, advirtió que, de continuar el aumento de casos, la provincia deberá restablecer la fase 3 con restricciones a la circulación adicionales a las anunciadas hoy, y subrayó que esas eventuales restricciones que se estudian- que no se adoptarán en lo inmediato- “son las que se llevan en espacios cerrados con aglomeración de personas”.

Así, el jefe de Gabinete indicó que se analizará “no sólo el impacto sanitario, sino el económico” porque “hay prioridades”, y remarcó que “la vida y la salud siempre están por encima de cualquier otra consideración”.

“Empezó la segunda ola. Tenemos que seguir privilegiando la salud de los bonaerenses. Estamos recibiendo muchas vacunas y estamos cerca de llegar a ese primer hito de vacunar a 2.5 millones de personas más expuestas al virus de mayor riesgo”, dijo.