El último sábado, una joven de 17 años fue agredida en un boliche ubicado en la calle Colón al 600. La adolescente recibió un botellazo en la cabeza y una herida en el pecho, y debió ser llevada a la guardia del Hospital Pintos.

“Aproximadamente las 05:30, entre la gran concentración de personas en el interior mi hija intento avanzar para reencontrarse con su hermana y sus amigas ya que fue al baño. Un grupo de femeninas mayores de edad comenzaron a agredirla físicamente, sin mediar palabra alguna, siendo golpeada por las mismas. Una de ellas le pegó con una botella en la cabeza provocando que pierda el conocimiento y también provocó una herida en el pecho”, aseguró Verónica Larrecochea en un texto que envió a Vía Azul.

Según el relato, “las amigas pedían una ambulancia a nadie les importó” y luego el dueño del local la trasladó al Hospital Pintos adonde dejó a la adolescente en la sala de espera.

“Quiero hacer público lo sucedido ya que no existe control alguno en cuanto a la cantidad de personas que concurren al lugar y haciendo hincapié en que en ningún momento se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en envase de vidrio siendo un elemento que puede provocar lesiones aún más graves ante un conflicto”, agregó la mujer.

La joven agredida se encuentra bien y haciendo reposo.