Hoy 3 de junio, a seis años del surgimiento en el país del movimiento Ni una Menos, y como mamá de Eliana Mendilaharzu, víctima de femicidio a los 27 años de edad y con cuatro hijos menores, lo conmemoro como un día más de recuerdo, pero no de nostalgia y temor, sino como un día de lucha, porque así tiene que ser.

Porque VIVAS es como nos queremos, VIVAS es como nos merecemos estar y VIVAS es como el estado nos debe tratar. Esta fecha me estremece como todos los santos días y dolorosos después de tan insuperable e irreparable pérdida, injusta y siniestra, pero me impulsa para seguir con más fuerzas y valor para enfrentar todo aquello que nos hace sufrir.

Suplico celeridad en el tratamiento de las leyes, que impliquen soluciones de fondo a la problemática de la violencia contra la mujer. COMPROMISO de todos los poderes del estado para lograr la capacitación a todas y todos los operadores de los sistemas estatales en MATERIA DE GÉNERO, EDUCAR, ASISTIR, OBTENER coberturas para familiares hijos, hijas, padres, hermanos/as en terapias psicológicas. FOMENTAR TALLERES DE AUTOAYUDA, con profesionales, tanto en psicología como en el derecho.

¡ALCEMOS LA VOZ! Hoy, como mamá en este día de #NiUnaMenos, tengo como tantas mamás el derecho de levantar la VOZ POR MI HIJA QUE CALLARON Y ¡EXIGIR QUE TODA RESOLUCIÓN DEL ESTADO, SEA ATRAVESADA POR LA PERSPECTIVA DE GÉNERO!

#NIUNAMENOS! ELY MENDILAHARZU PRESENTE. HOY, MAÑANA Y SIEMPRE 💜 . JUSTICIA.