El equipo epidemiológico organizó un testeo masivo para buscar posibles casos sospechosos de COVID-19 en la localidad azuleña.


Este viernes, el equipo de Epidemiología de la municipalidad de Azul realizó un nuevo operativo de detección de posibles casos sospechosos de COVID-19 en Cacharí en el que se hisopeó a 28 vecinos.

Según el parte oficial, la actividad fue coordinada por Epidemiología de la comuna con la cooperación del área de Salud y el personal del Hospital Municipal Dr. Casellas Solá. También colaboraron personal de la Delegación y voluntarios de la localidad.

Para poder realizarlo se desinfectó la calle Paso y zonas aledañas a los consultorios externos del nosocomio por parte de Bomberos Voluntarios de Cacharí y corte de calles perimetrales.

Luego, se hicieron los hisopados por turnos a las 28 personas que se consideró necesario testear, en base al previo rastreo epidemiológico de los casos positivos que se hizo el fin de semana.




Comentarios