El lunes próximo comenzará el operativo de rastreo de posibles contagiados de COVID-19.


Luego de la aparición de nueve casos positivos de COVID 19 en Chillar, la Municipalidad de Azul desarrollará desde el lunes próximo un operativo de rastreo de posibles casos sospechosos.

Se realizarán entrevistas domiciliarias en toda la localidad que permitirán, a través de una serie de preguntas, detectar síntomas compatibles con la enfermedad.

“Para alcanzar eficientemente el control del foco de infección, hemos resuelto que desde el lunes a la mañana implementaremos un trabajo de rastreo que nos posibilitará anticipar el testeo correspondiente y mitigar la posibilidad de propagación del virus, a través de la detección precoz de los enfermos”, afirmó el intendente Hernán Bertellys.

Para el operativo se conformó un equipo integrado por agentes del Centro de Atención Primaria de la Salud de Chillar y por voluntarios de la localidad que se acercará a cada uno de los domicilios con para realizar las preguntas.

La actividad se desarrollará en la puerta de la vivienda y los encuestadores aplicarán todas las medidas sanitarias de prevención que se requieren en el contexto de la pandemia: distanciamiento social, utilización de alcohol en gel y uso de barbijo, máscara y camisolín.

Tras la entrevista, en caso de encontrar síntomas compatibles con COVID 19, se informará al Hospital Municipal Dr. Horacio Ferro para hisopar a la persona.

MÁS TESTEOS

Por otro lado, un grupo de profesionales del Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos realizará hisopados a los vecinos que mantuvieron contactos estrechos con los pacientes contagiados por coronavirus.


En esta nota:

Azul Coronavirus Salud


Comentarios