A pesar de que el Concejo Deliberante aprobó un proyecto para financiar la residencia de estudiantes azuleños en La Plata, desde la comuna no dan respuestas.


El Centro Universitario de Azul (CUA), la residencia para que estudiantes azuleños puedan estudiar en La Plata, está en emergencia económica. “Sin actividades culturales desde febrero y sin poder cobrar el aporte solidario mensual en la ciudad, no tenemos ingresos para sostener los gastos operativos de nuestra institución”, asegura un comunicado distribuido desde la organización sin fines de lucro.

Hasta ahora, el CUA viene financiándose a través de la autogestión de eventos sociales y de una política de socios que pagan una cuota social. Sin embargo, por la crisis económica los ingresos bajaron muchísimo. En 2019, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un proyecto de ordenanza para otorgar una partida presupuestaria, pero hasta ahora nunca se efectivizó y el municipio no da respuestas. En medio de la cuarentena, la situación se agravó y la financiación escasea cada vez más.

“Si lo aprobaron deberían pagar o vetarlo, teniendo en cuenta que la educación debería garantizarla el Estado. Nosotros existimos porque hay personas que no pueden garantizar sus condiciones para estudiar. Por eso en realidad es un reclamo que existe de hace bastante y ahora se hace muy evidente”, asegura Jerónimo Medina, que es integrante de la comisión del CUA, en diálogo con Vía Azul.

Desde la institución reiteran “el agradecimiento a la sociedad azuleña, y a la comunidad educativa, preocupada por el devenir del CUA y de la educación en general. Llamamos a tejer organización con los sectores afectados por esta crisis sanitaria, sean en sus condiciones materiales o en las tareas y labores desarrolladas en el cotidiano. También les solicitamos a los concejales del distrito que hagan efectivo este reclamo en la próxima Sesión Ordinaria. La situación del Centro Universitario Azuleño, como tantas otras, es urgente”.




Comentarios