Los fanáticos de Renault de Azul y la zona organizaron su mateada mensual en el Parque Sarmiento y colaboraron para pagar los pasajes para tratar al nene azuleño en México.


A la hora de poner el hombro, los azuleños siempre están. Desde el grupo de fanáticos Locura por Renault Multimarca organizaron una nueva mateada mensual para ayudar a que los padres de Lautaro Vázquez, el nene azuleño que tiene parálisis cerebral, pueda viajar a México para realizar un tratamiento con células madres junto a sus papás.

La convocatoria, realizada este domingo en el Parque Sarmiento, fue exitosa: juntaron $25.600 para ayudar a financiar los pasajes de la familia azuleña para viajar a Monterrey. Si bien no llega a cubrir los gastos, desde Locura por Renault aseguraron que “fue un éxito para el grupo ayudar poder ayudar a Lauti”.

Mateada de Locura por Renault Multimarca Solidaria en el Parque Sarmiento.

“Queremos pedir disculpas por las molestias causadas por parar a cada auto en la entrada del parque con la urna”, afirmaron desde la organización pero está claro que el motivo para hacerlo era más que importante.

Mateada de Locura por Renault Multimarca Solidaria en el Parque Sarmiento.

EL TRATAMIENTO DE LAUTI

#TodosPorLauti

Desde que nació, Lautaro lucha por su vida. Cuando su mamá estaba embarazada de seis meses le detectaron una malformación congénita durante una ecografía. Al nacer, el pequeño sufrió una asfixia perinatal, lo que lo llevó a estar internado en neonatología, con una consecuente parálisis cerebral.

Actualmente, el chiquito es paciente en el Hospital Materno Infantil de Azul, viaja periódicamente a Mar del Plata para ser atendido y desde 2018 es paciente del área de neurología del Hospital de Pediatría Garrahan por episodios con convulsiones.

“Nos dieron fecha para hacer el tratamiento el 24 de febrero. Si nosotros logramos juntar la plata antes de esa fecha, se puede viajar antes. El tratamiento es ambulatorio y por lo que ellos nos contaron no se rechaza porque son células propias de él, se las extraen de la médula espinal, las clasifican y después se las vuelven a inyectar. Lo único que puede llegar a pasar es que las células en lugar de dirigirse a la neurona que está lastimada se depositen en otra neurona. Si el tratamiento funciona, puede llegar a mejorar un 80 por ciento su calidad de vida”, asegura esperanzada su mamá Stefanía.

Para todos aquellos que quieran ayudar también pueden comunicarse al 2281-15400149 con Estefanía Sergio (mamá), al 2281-15589531 José Luis Vázquez (papá) .




Comentarios