Durante la jornada del jueves 27 de enero, se llevó a cabo una marcha por un supuesto abuso de un hombre mayor hacia una menor de edad. La mamá de la niña junto a otros familiares marcharon hacia la casa del supuesto abusador, sobre quien pesa una denuncia realizada en la justicia por Susana la madre de la menor.

Susana comentaba a Canal 3 Arroyito “mi hija se fue de casa, yo hice la denuncia y la busqué por todos lados, gracias a Dios la encontré la llevé a mi casa y estuve horas, horas hablando con ella que me dijera por favor que pasaba, tiene todas las muñecas marcadas porque me dijo directamente que iba a suicidarse”.

En el tremendo relato continúa “ella dijo que no le iba a cagar la vida a todos, que no tenia que haber nacido, y me enojé mucho con lo que dijo. Ella me contó lo que le estaba pasando, contó que este hombre a donde yo la mandaba a comprar, hace 9 años que le compramos a este señor, la tocaba, le daba plata y le daba preservativos para que algún día se encontraran a tener relaciones”.

Susana continúa relatando el hecho y cuenta que ella también sufrió un abuso “no duermo porque tengo miedo que intente hacerse algo porque yo se lo que es eso, yo se lo que es el abuso porque yo lo sufrí, lo viví en carne propia y se lo que se siente”. La madre de la niña hizo alusión a que familiares del denunciado su hijo, hija y nieto le envían mensajes intimidatorios a lo que contesta que ella no se va a callar.

Está la denuncia hecha y solo me queda esperar, me dijeron que tengo que esperar a que me llamen para poder trasladarla a Córdoba, a las pericias y demás, que se que es lo peor porque te vuelven a hacer vivir lo mismo. Quiero que ese hombre, que justamente en ese lugar que abuso de mi hija, la tocó por todos lados, le dio plata y ella se sintió como una prostituta, así me dijo que se sintió, sucia, fea, gorda”.

“No es de ahora, se que debe haber muchos más, se que es difícil hablar, es muy difícil tratar de decir algo cuando sabes que también pueden no creerte, yo lo pasé y estuve 3 años para hablar y lo sufrí dentro de mi familia, no tuve el apoyo de nadie”.