En la jornada del viernes 2 de abril nos despertábamos con la triste noticia de que el “Capi” había fallecido, una jornada muy difícil como es el 2 de abril para la Patria Argentina, también llevará el sello de que un referente del periodismo deportivo y del relato motor, buen tipo, gran compañero y tremendo profesional como Miguel nos dejaba en este mundo.

Hondo pesar para la despedida de un luchador y sin faltar el respeto en este día tan especial, un soldado de muchas batallas en lo profesional y en la vida. Aquellos que tuvimos la dicha de conocerlo nos quedamos con el tipo siempre atento y emprendedor, con el tipo que siempre tenia esos minutos para charlar de vos, de la vida, de los tuyos y de los míos.

Miguel Kapi Domínguez Arroyito

Miguel “el Capi” como todos los conocían estaba casado con Susana Carabajal, padre de Claudio, Patricia y Vanesa y abuelo de 8 nietos. En 1971 se convierte en piloto de motos en las categorías 98 cc. y 125 cc. y luego de un accidente en 1988 se retira y se convierte en relator de competencias locales y zonales. En 1996 pasa a ser el relator oficial de CAM. Llega en el año 2000 a relatar campeonatos internacionales del Super Motor por América Sport en las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa y también en Mar del Plata, Necochea, Arrecifes, Olavarría y Pinamar.

Capi paso por los micrófonos con un un programa deportivo por 89.5 FM Argentina, comentarista de Radio Regional de Las Varillas, LT 28 Radio Rosario, LV 27 AM 1050 y Radio Tuercomanía, y Portal del Noa en Santiago del Estero. En la actualidad seguía activo con un programa musical denominado “El sentimiento de un Recuerdo” en FM Ok 95.5

Miguel contrajo Coronavirus, estaba internado en la Clínica SEREM de Arroyito, hacía 23 días, había superado el virus pero su estado general se había complicado en los últimos días. A los 67 años, el “Capi” decidió bajarse del escenario luego de su ultimo relato. Hasta siempre “Relator”, dejaste tu huella que no se borrará nunca.

Información: Arroyito.net - Foto: gentileza Quique Pereyra.