La identidad no trascendió, pero se trata de un hombre de Devoto, quien estaba imputado como supuesto autor de "abuso sexual calificado y lesiones leves calificadas" cometidos en perjuicio de su hija cuando era menor de edad.

El hombre recibió una pena de tres años de ejecución condicional al acceder a un juicio abreviado, luego de declararse autor de los hechos de los que estaba acusado. La acusación la llevó adelante el fiscal Bernardo Alberione, en tanto que la defensa estuvo a cargo del asesor letrado César Testa.

Los hechos ocurrieron en el año 2015, cuando el hombre, quien se habría encontrado en estado de ebriedad, manoseó a su hija y posteriormente le dio un golpe de puño. La denuncia fue radicada por la propia víctima.

El individuo nunca fue privado de su libertad y accedió a un juicio abreviado en el cual el fiscal y su defensor habían acordado previamente la pena a imponer.