El director del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, Alexander Gintsburg, informó este jueves que la producción de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V ya asciende a los 3,5 millones de dosis al mes.

El científico, responsable del centro que desarrolló la vacuna, aseguró que las pruebas posregistro de Sputnik V no revelaron ningún nuevo efecto adverso.

“El seguimiento continúa. No hay nuevas reacciones indeseables, todo está bien”, dijo en declaraciones a la agencia de noticias Sputnik.

La vacuna Sputnik V se comenzó a aplicar en Argentina. (Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes) Orlando Pelichotti | Los Andes

Por otro lado, el Centro Gamaleya anunció planes para desarrollar una vacuna combinada contra la gripe y el coronavirus que podría estar lista a finales de 2022.

“Esperamos obtener tal vacuna hacia finales del año que viene”, indicó Gintsburg, que resaltó que el organismo ya desarrolló la tecnología para la fabricación de estas vacunas.

“Actualmente estamos efectuando ensayos en las cepas que tenemos a nuestra disposición y después añadiremos otras. Planeamos empezar las pruebas clínicas a principios de 2022”, resaltó.

Vacunación masiva en Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó que la semana que viene arranque una campaña de vacunación masiva “de toda la población” contra el coronavirus, al tiempo que calificó a la vacuna Sputnik V como “la mejor del mundo”.

“Pido lanzar la vacunación en masa de toda la población a partir de la semana que viene y llevarla a cabo con su respectivo calendario de trabajo, como se hace con otras enfermedades como la gripe”, dijo el miércoles en declaraciones que reproduce la agencia rusa de noticias TASS.

Desde el inicio de la pandemia, en Rusia se registraron 3.495.816 casos de Covid-19 y 63.940 personas murieron a causa de la enfermedad.