El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo, pidió formalmente a su homólogo argentino, Felipe Solá, que convoque a una reunión extraordinaria en la que los miembros del Mercosur puedan abordar la flexibilización del bloque.

Este pedido se produce ante la próxima reunión del bloque el 22 de abril, por lo que Bustillo instó a Solá a que la reunión se celebre antes del encuentro, según informó el diario uruguayo “El País”.

Según el responsable uruguayo de Exteriores, ya le transmitió a Solá el pasado 15 de diciembre el interés de Montevideo en generar conversación y negociación. De hecho, el tema de la flexibilización del Mercosur provocó cortocircuitos entre el presidente argentino, Alberto Fernández, y el uruguayo, Luis Lacalle Pou, en la cumbre conmemorativa de los 30 años del bloque.

Lacalle Pou aseguró en ese entonces que no permitir la flexibilización suponía un “lastre” para el Mercosur, y que no estaban dispuestos a que “sea un corset”.

“La verdad es que no queríamos ser una carga para nadie. Lo más fácil es bajarse del barco si es que esa carga pesa mucho. Terminemos con esos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad”, le respondió Fernández.

Tanto Uruguay como Brasil defienden una flexibilización del bloque que les permita a las naciones negociar acuerdos de libre comercio con terceros países de forma individual, algo a lo que Argentina se opone.

Con información de DPA.