El costo de vida de los trabajadores asalariados se incrementó 3,1% en noviembre, por lo que hubo una desaceleración respecto de lo ocurrido en octubre, dijo este lunes el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET).

Al IET le había dado en octubre una inflación sobre salarios del 3,4%. Este nuevo freno está en línea con lo anticipado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien desde la semana pasada viene diciendo que hubo desaceleración de precios en noviembre.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicará este martes 15 a las 16:00 el Índice de precios al consumidor (IPC) de cobertura nacional y sobre el total de la población correspondiente a noviembre.

Según el IET, que cuenta con el respaldo de unos 50 gremios de la CGT y la CTA y que mide inflación solo contra salarios, el costo de vida acumuló un alza del 30,1% en lo que va del año y 35,5% en los últimos doce meses.

Si en diciembre la inflación se situase en 3%, el año culminaría con 34%, lo que implica una desaceleración de 18 puntos porcentuales respecto al 52% registrado el año pasado dijo el IET, dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

El costo de vida de los trabajadores asalariados se incrementó 3,1% en noviembre, según el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET).

La inflación de noviembre tuvo dos grandes momentos: en los primeros diez días llegó a rondar el 4,5% mensual. Posteriormente se observó una importante desaceleración, que hizo que en la última semana del mes la inflación se ubicara por debajo del 2%. El promedio de 3,1% resulta de esta dinámica dispar, dijo el Instituto.

Dos factores estuvieron detrás de este comportamiento heterogéneo de la inflación a lo largo del undécimo mes del año. Por un lado, la brecha cambiaria fue cediendo a lo largo del mes, reduciéndose significativamente respecto a octubre.

“Que la brecha cambiaria haya cedido permitió descomprimir los precios de algunos bienes que amenazaban con dispararse, tales como automóviles, materiales de construcción, muebles o electrónicos”, señaló el estudio.

Vale apuntar que algunos de los precios de estos bienes continuaron subiendo por encima del promedio: los autos treparon 5% promedio en noviembre (aunque habían empezado el mes creciendo al 8%) y los materiales de construcción subieron en promedio un 5% (aunque a principios de mes trepaban al 6%).

En segundo lugar, los alimentos -que habían tenido un incremento sensible en octubre en parte por la actualización de Precios Máximos- tendieron a ir desacelerando su dinámica con el correr de las semanas.

Hacia el 7 de noviembre, los precios estaban subiendo por encima del 6% mensual; en tanto, en los últimos 10 días del mes, estuvieron 2% por encima del mismo período de octubre. Con todo, los alimentos subieron por encima del nivel general en noviembre (+3,6%), impulsados principalmente por la carne vacuna.

El resto de los rubros mostró comportamientos heterogéneos. Indumentaria y Calzado, que venía registrando subas sensibles en los meses previos, tuvo un noviembre relativamente tranquilo, con alzas promedio del 1,3%. Aquí incidió el componente estacional: tras el Día de la Madre y el inicio de la temporada de verano, noviembre suele ser un mes un poco menos intenso en materia de precios que septiembre-octubre.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.