River fue el amplio dominador del Superclásico y le ganó a Boca por 2-1 con un show de Julián Álvarez, que marcó en dos oportunidades. Con el regreso de sus hinchas al Monumental, el equipo de Marcelo Gallardo se llevó una gran alegría.

//Mirá también: Cómo llegan River y Boca al Superclásico

River y Boca protagonizan un nuevo Superclásico con el regreso de los hinchas locales al Monumental.

Incluso horas antes del Superclásico, los hinchas “millonarios” llenaron Núñez de color y emoción. Volvieron al Monumental luego del 29 de febrero de 2020, cuando igualaron 1-1 con Defensa y Justicia.

El arranque del juego se vivió con la intensidad de siempre y con el plus del empuje de los fanáticos. Tan así fue que a los cinco minutos, Enzo Pérez vio la tarjeta amarilla por llegar tarde y con fuerza.

River festeja por el golazo del cordobés Julián Álvarez en el clásico contra Boca. (Gentileza Clarín)

//Mirá también: El recibimiento de los hinchas de River en el Superclásico

A los siete minutos llegó el primer tumulto para Rapallini. Luego de una infracción de Diego González, jugadores de ambos equipos se juntaron a los empujones porque protestaron por una amonestación.

La fricción siguió como constante. Marcos Rojo fue al piso para intentar cortar a Braian Romero y, por su fuerte infracción, recibió la amarilla del juez a los 14 minutos. Inmediatamente fue expulsado por una falta a los pocos segundos contra Palavecino.

Edwin Cardona abandonó el campo y en su lugar ingresó Carlos Zambrano para acomodar la defensa tras la roja del defensor de Boca.

River domina y vence por 2-0 a Boca.

A los 25 minutos llegó el primer grito de gol. Julián Álvarez se inspiró y probó desde afuera del área. La pelota entró por encima de Agustín Rossi, que no tuvo una buena respuesta, y decretó el 1-0 para River.

Sobre el cierre de la primera parte, una mala salida del fondo de Boca terminó con otro tanto “millonario”. La presión y el rápido armado en ofensiva dejó a Álvarez frente a Rossi para marcar el 2-0.

El equipo de Marcelo Gallardo tomó el control absoluto del partido y redujo a Boca, que no puede conectarse con el juego y sufre el tráfico de futbolistas de River.

Leonardo Ponzio ingresó a los 39 minutos del segundo tiempo para ponerle el moño al Superclásico, que podría haber sido el último de su brillante carrera.

En la última jugada del partido, Boca llegó al gol tras un córner y un intento de salvada de Franco Armani. Zambrano venció al arquero con un buen remate de cabeza: cerró el 2-1 final en Núñez.

River firmó un gran partido, sólido de principio a fin y siendo muy superior al “Xeneize” durante los 90 minutos que vivieron en el Monumental.

Estadísticas de River - Boca