Información personal y pública de un grupo de referentes políticos y sociales y periodistas de la oposición fue publicada como una supuesta investigación primero en el sitio web reaccionconservadora.net y luego como un trabajo periodístico en ElDiario.ar.

//Mirá también: “Córdoba lamentablemente existe”: C5N y una frase que generó indignación

La lista de personas, denominada “Reacción conservadora”, incluía nombres, información de vínculos, fotos y datos personales de dirigentes, y personalidades señalados por estar en contra de la despenalización del aborto, indica Clarín.

Entre los “escrachados” figuran los diputados Marcela Campagnoli, Gustavo Hein y Estela Regidor, Toty Flores, partidos como la UCR, el PRO y la Coalición Cívica, entre otros. También están incluidos el economista Javier Milei, su colega y ex candidato a presidente José Luis Espert además de varias instituciones católicas.

El trabajo lleva la firma de los periodistas Ingrid Beck, Soledad Vallejos, Paula Hernández, Flor Alcaraz, Paula Rodríguez y Juan Elman, y fue financiada por la organización feminista Federación Internacional de Planificación Familiar.

El mapa de vínculos de la Reacción ConservadoraCaptura

Según consigna Clarín, por la polémica generada y el respudio que generó el “informe”, el sitio web fue dado de baja.

“No se puede vestir de periodismo el armado de una lista negra o una invitación al escrache”, consideró el diputado Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC).

//Mirá también: El periodista Tomás Méndez hizo su descargo tras ser desvinculado de C5N por el escrache a Patricia Bullrich: “Era una parodia”

Incluso desde el partido (JxC) publicaron un comunicado repudiando “la confección de listas negras en la democracia” y pidiendo “preservar la calidad de nuestra democracia y defender las libertades en una época signada por restricciones individuales y poca tolerancia frente al disenso”.

Dice el comunicado que el informe “señala al PRO, la UCR y la CC como partidos integrantes de un esquema de vinculaciones que abarca, además, a jóvenes y militantes que son estigmatizados como la “nueva derecha”, y cuya privacidad se ve vulnerada al exponerse imágenes e información que exhiben sus relaciones, noviazgos o vínculos a ONG, organizaciones sociales, religiosas o partidarias”.

En las redes sociales, junto al hashtag “La Gestapo Argentina” cientos de miles de usuarios, damnificados y no, criticaron la publicación.

Es sorprendente que ni se den cuenta de lo fachos que son. Esto no es progresismo, es fascismo puro y duro. Son lo más reaccionario del país y no tienen límite moral alguno”, escribió el director de cine Juan José Campanella.

Por su parte, desde Eldiario.ar anunciaron que “Ingrid Beck y varios de los integrantes del equipo fueron amenazados por teléfono y sus datos personales se filtraron”.

En el trabajo de “Reacción Conservadora”, los referentes listados se presentaban como “personas y organizaciones y sus relaciones identificables con la reacción conservadora. La búsqueda puede hacerse a partir de distintos filtros: por actividad (redes sociales, partidos políticos, iglesias, medios, poderes del Estado, think tanks, entre otros), territorio o individualmente por nombre. Al clickear en cada foto aparece la biografía correspondiente y su red de vínculos”.

Mientras, un especialista consultado por Clarín aseguró que “la Ley de Protección de Datos Personales prohíbe la confección de bases de datos con información sobre filiación y vínculos políticos de las personas, ya que la normativa vigente los considera datos sensibles”.

Más repudios

La Fundación LED repudió el acto. “La confección de listados o fichas personales sobre cualquier ciudadano y su publicación en la web para ser estigmatizados bajo un sesgo negativo por su posición ideológica, cualquiera sea, pone en riesgo el ejercicio del más elemental derecho humano como es la libertad de pensamiento y opinión”.

El titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, opinó que “la web “Reacción conservadora” es un ejemplo de prácticas persecutorias que creíamos extintas. Incluir a la UCR, una muestra de ignorancia que lamentamos profundamente”.

La diputada Mónica Frade acusó a Reacción Conservadora de ser “servicios de inteligencia remozados en formato periodístico”.

Por otro lado, la diputada del Frente de Todos, Gabriela Cerruti, defendió la publicación. “La derecha no soporta que le digas derecha. No quiere que la nombres”, sostuvo. También apoyaron la iniciativa Leandro Cahn, director ejecutivo de la Fundación Huésped, y las diputadas Mónica Macha y Cristina Álvarez Rodríguez.