Argentina ganó una Copa América soñada frente a Brasil en el mítico Estadio Maracaná. Pero antes de llegar ahí, tuvo que ganarle a Colombia en semis con una serie de penales que se repetirá durante años en todos los canales deportivos.

//Mirá también: Escándalo en la Premier League: detuvieron a un jugador por delitos contra menores

Bailá ahora, dale bailá ahora”, le había gritado Lionel Messi a Yerry Mina luego de que Emiliano Martínez le contuviera el penal. Lo dijo en referencia a su festejo en los penales frente a Uruguay, por cuartos de final.

Sin embargo, la bronca venía por patadas y otros diálogos que mantuvieron durante los 90 minutos. “Lo que pasó con Leo es algo que puede suceder en cualquier momento, es el fútbol”, comentó Yerry Mina en un evento de su fundación en el municipio de Guachené, Colombia.

La vida da vueltas, da revanchas, pero estoy tranquilo porque sé que Leo es una gran persona, lo conocí en Barcelona y le agradezco por el apoyo que me brindó, siempre lo respetaré”, continuó el defensor central del Everton.

//Mirá también: “Kily” González dijo que Rosario Central perdió por “dos errores infantiles”

Le restó polémica a lo sucedido y aseguró que “lo que pasó quedó ahí”. También tuvo palabras para con Dibu Martínez: “Creo que a nosotros nos faltó hablar un poquito porque el arquero de ellos nos había estudiado”.

Cuándo coincidieron Lionel Messi y Yerry Mina

Lionel Messi y Yerry Mina compartieron plantel en el 2018 en Barcelona. El zaguero colombiano llegó en enero de ese año desde el Palmeiras, a cambio de 11.8 millones de euros. Solamente jugó cinco partidos oficiales para los blaugranas durante sus seis meses en el club.

Su venta se produjo después del Mundial de Rusia 2018, donde tuvo un gran desempeño jugando tres partidos y convirtiendo tres goles.

El club azulgrana aprovechó que tenía poco lugar en el equipo y su revalorización tras la Copa del Mundo, y lo vendió en 30 millones de euros al Everton, donde hoy es titular indiscutido.