Un proyecto de ley presentado por un diputado del Frente de Todos para nacionalizar los depósitos bancarios levantó polémica y tanto Sergio Massa como Máximo Kirchner, presidente de la Cámara y jefe del bloque, tuvieron que salir a aclarar que no avalan la iniciativa.

El autor es el jujeño José Luis Martiarena, que asumió en 2017 liderando la lista del Frente Justicialista y en abril de este año se sumó a Proyecto Sur, el partido fundado por Fernando “Pino” Solanas, que forma parte del Frente de Todos.

“El proyecto del diputado nacional por Jujuy que propone la nacionalización de los depósitos bancarios no cuenta con el aval de las presidencias de la Cámara y el bloque. Es la iniciativa de un diputado sobre 120 y no es acompañado por quienes forman parte del oficialismo”, se despegó el bloque en un breve comunicado.

El proyecto, que consta de 16 artículos, fue presentado en soledad hace dos días y se titula “Reforma del sistema financiero para la renovación económica y la reconstrucción nacional”.

MartiarenaJoseL

En el artículo primero se establece que “los bancos comerciales, de inversión, de desarrollo, hipotecarios, compañías financieras, sociedades de crédito para consumo, cajas de crédito y de ahorro (…) procederán a transferir todos los depósitos al Banco Central de la República Argentina y se practicarán a ese fin las pertinentes registraciones contables”.

Además, agrega que “la recepción de depósitos en pesos solo podrá ser realizada en todo el territorio del país por el BCRA”.

Esto también comprende “no solo los depósitos de terceros realizados en las entidades mencionadas, sea cual fuese su naturaleza o denominación, sino también cualquier otra forma de captación de fondos del público”.

El proyecto señala que “los bancos y las demás entidades financieras no podrán girar ni utilizar los depósitos y fondos sin autorización del BCRA, sin perjuicio de atender los retiros y movimientos que sobre los mismos dispongan los titulares”.

A lo largo de varias páginas de argumentos, Martiarena sostiene que la nacionalización de los depósitos bancarios implementada por el expresidente Juan Domingo Perón en 1946 “permitió conducir la economía y ponerla al servicio del desarrollo nacional del país”, ya que “antes de Perón, la economía argentina estaba manejada por bancos extranjeros”.

Con la nacionalización de los depósitos, éstos estaban garantizados por el BCRA, y el Estado nacional contaba con la participación de todos los sectores económicos”, asegura el legislador jujeño.

Y agrega que con esta reforma “cambian las estructuras financieras de manera profunda y revolucionaria, se orienta la política de crédito y se la pone al servicio de las actividades productivas e industriales con programas de fomento que posibilitaron el despegue económico y social de la Argentina”.

“Vengo a proponer con este proyecto un nuevo rumbo para la política económica que permita, por medio de una reforma económica estructural, cambiar la política financiera del proceso militar vigente desde 1977 hasta la fecha”, expresa Martiarena en su proyecto.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.