El diputado nacional Fernando Iglesias, candidato a renovar su banca en la lista encabezada por María Eugenia Vidal en Ciudad de Buenos Aires, volvió a quedar en el ojo de la tormenta por un tuit misógino contra la actriz Florencia Peña por su visita a la quinta de Olivos durante la cuarentena.

//Mirá también: Florencia Peña se descargó en su programa: “¿Tengo que salir a aclarar que no soy el gato del Presidente?”

Diputadas del Frente de Todos lideradas por Gabriela Cerruti presentaron un proyecto para expulsar a Iglesias de la Cámara baja y hasta el propio jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, le soltó la mano al legislador. El tema podría estallar en la próxima sesión, una vez que se retome la actividad.

Luego de conocerse que Peña fue a Olivos a reclamar por la situación de los actores, Iglesias escribió: “Para mi, la señorita iba a ayudarlo a encontrar la perilla que enciende la economía para poner la Argentina de pie”.

Otro miembro del bloque, Waldo Wolff, se sumó al comentario y respondió: “Pero ella de rodillas, ¿no?”. El chiste con connotación sexual levantó polémica y el diputado enseguida intentó aclarar que “se refería a la economía”.

La reacción en el oficialismo fue inmediata. “No toleramos más su maltrato, ni el de nadie. Vamos a usar las herramientas que nos da la democracia y la fuerza que nos da estar unidas y empoderadas para decir #BastaIglesias”, enfatizó Cerruti al presentar el pedido de expulsión.

El proyecto se basa en el artículo 66 de la Constitución Nacional y busca “aplicar una medida de corrección disciplinaria” contra el diputado por “sus manifestaciones públicas instando a la violencia y al odio hacia las mujeres, y sus acusaciones basadas en suposiciones que poseen un alto contenido de violencia de género mediática, simbólica, política y psicológica, dañando la moral y el nombre de periodistas y actrices de nuestro país por la única razón de ser mujeres”.

El texto además advierte que los dichos de Iglesias se suman a “otras expresiones y actitudes misóginas que el diputado ha dirigido contra diputadas, funcionarias y exmandatarias; expresiones que evidencian una inconducta moral en función al cargo para el que fue elegido al poner en riesgo la vigencia de los consensos básicos que hacen a una sociedad democrática respetuosa de los derechos humanos”.

El pedido de expulsión fue acompañado por las oficialistas Mónica Macha (presidenta de la Comisión de Mujeres y Diversidad), Laura Russo, Hilda Aguirre, Mara Brawer, Ayelén Spósito, Patricia Mounier, Claudia Ormaechea, María Rosa Martínez, Jimena López, Mabel Caparrós, Gisela Marziotta, Gabriela Estévez, Victoria Rosso y Paola Vessvessian.

El repudio a los tuits fue tan amplio que traspasó el Congreso y llegó a la Casa Rosada, de la mano del colectivo Mujeres Gobernando. “Misóginos y violentos. Necesitan destruir y lastimar; ensucian todo. No reconocen límites”, lamentó la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y se solidarizó con Peña.

También se pronunció la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. “Una vez más Fernando Iglesias es noticia por sus dichos misóginos. No podemos ni debemos normalizarlo. Iglesias es un representante del pueblo y sus posicionamientos son los de un funcionario público, con la responsabilidad que ello exige”, advirtió.

//Mirá también: Florencia Peña habló sobre sus visitas a Alberto Fernández: “No tengo nada que ocultar”

Apoyo de Vidal, pero no de Ritondo

Poco después de que se desatara la controversia, la exgobernadora bonaerense y candidata a diputada María Eugenia Vidal salió a respaldar a Iglesias, que ocupa el cuarto lugar de la lista de Juntos por el Cambio.

Yo estoy orgullosa de toda la lista que me acompaña. De todos. Con errores y con aciertos. Compartimos los mismos valores. Yo sé lo que va a votar Iglesias cuando vayamos al Congreso. Cuando venga la reforma judicial, la reforma del procurador o más impuestos a los que producen, va a votar que no, y yo voy a votar igual”, lo defendió Vidal en el canal TN.

Por el contrario, Ritondo se despegó de su compañero de bloque. Aunque dijo no haber visto los tuits, el bonaerense fue contundente.

No estoy de acuerdo en ninguna declaración de esas características. Cualquier cosa que tenga que ver con un ataque a una mujer, yo no estoy de acuerdo”, sentenció en diálogo con FutuRock, y remató: “No son chistosas ese tipo de cosas. No comparto ese tipo de chistes”.

En el plano judicial, también

El diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade aprovechó la controversia y presentó ante la Fiscalía Federal N° 1, en la causa que se le sigue a Iglesias por presunto enriquecimiento ilícito, un escrito en el que informó sobre cuentas en el exterior que “nunca fueron consignadas en las declaraciones juradas que presentó en su carácter de funcionario público”.

Tailhade indicó que tomó conocimiento de una operación bancaria que constituye una “clásica maniobra de fuga de divisas”, por la que Iglesias “remitió desde su cuenta en el Banco Ciudad en Buenos Aires a una cuenta también propia en un banco español todavía no identificado, la suma de us$ 30.560,75”.

Esta operación se realizó el 3 de noviembre de 2016, y la entidad que canalizó la operación de “fuga” es el banco alemán Commerzbank, al que Tailhade pidió que se libre oficio para que aporte toda la información pertinente. Según el denunciante, Iglesias giró esta suma a una cuenta suya en España que nunca declaró.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.