La investigación sobre la muerte de Diego Maradona avanza y con el correr de los días se van conociendo nuevas informaciones sobre la causa. La Justicia está investigando a parte del entorno del astro, y en las últimas horas se conocieron nuevos chats estremecedores de las personas que cuidaban al “Diez”.

Los chats que está investigando la Justicia fueron dados a conocer por Infobae, e involucran nuevamente a Leopoldo Luque, médico personal del Diez, y Maxi Pomargo, cuñado de Matías Morla y asistente de Diego.

“Que le siga dando porro Charly que vamos a salir hasta en Billiken. Es peligroso para todos. Volamos todos”, le escribió Pomargo a Luque en relación a “Charly” Ibáñez, primo de Rocío Oliva, que se encargaba de conseguirle marihuana a Maradona.

“Hay que rajarlo. Esta semana tiene que volar”, respondió el médico, y anticipó lo que ellos creían que podía pasar: “Eso autopsia si muere. Sabelo”. Luque temía que Maradona muriese. Por eso ya había comenzado a pensar cómo desligarse de la responsabilidad y pidió ayuda para crear una historia clínica.

Nuevos chats comprometedores del entorno de Diego Maradona.(Infobae)

El 25 de abril de 2020, exactamente siete meses antes de la muerte de Diego, Luque le envió un audio a Vanesa Morla, que se encargaba de las finanzas en la casa del astro, contándole que iba a preparar una historia clínica con todos los papeles bien ordenados porque, según expresó, “la puede quedar en cualquier momento”.

Voy a armar una historia clínica, bien armada. Necesito las fechas de todos los días que yo fui, desde la primera vez que fui y lo que hizo él en el medio también. Esa información. Potencialidades de muerte, él inminentes no tiene. Tiene una enfermedad crónica que es el alcoholismo, que sé yo. Responsabilidad no me cabe, pero si se llega a tirar alguien, ponele la familia en mi contra, la hija, quien sea... los papeles tienen que estar bien ordenados. Ese es el punto. Me enviás eso el lunes y yo ya me pongo en campaña, armo todo”, dijo el neurocirujano.

“Y lo que vamos a hacer es firmar a Diego un consentimiento donde se le explica el tratamiento, los pros y los contra y si está de acuerdo o no. Y él eso lo tiene que firmar. Que se firme que él es consciente de todo: que no debe tomar alcohol, de que eso le afecta, de lo que se le explica, que se le solicita salud mental y él no quiere. Todo”, completó Luque.