En la primera mañana de vigencia de las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno Nacional ante la segunda ola de coronavirus en Argentina, agentes controlan aleatoria y sorpresivamente los permisos para circular de los pasajeros que viajan en colectivos que ingresan a la ciudad de Buenos Aires.

//Mirá también: Ya rigen las nuevas restricciones: qué está permitido y qué no

También se verifican los permisos de circulación en estaciones de tren como Once, Retiro y Constitución. Desde este viernes, el transporte público quedó restringido en su uso solamente para trabajadores de actividades esenciales.

Controles de circulación en la estación Constitución del tren Roca. (Clarín)

“Vamos a hacer controles aleatorios del transporte público de pasajeros que transitan por esos accesos. Puente La Noria, Pueyrredón, el Acceso Oeste, etcétera”, dijo este viernes la ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

Poca circulación de 0 a 6

En la primera hora de vigencia de las nuevas disposiciones, bajo una intensa lluvia en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, fue notoria la merma del flujo de tránsito y del movimiento de personas, indica Télam.

Desde entonces, efectivos de la Policía Federal, de la Ciudad de Buenos Aires y Gendarmería se apostaron en el Puente Pueyrredón, el acceso Oeste, el Puente la Noria, la estación Plaza Constitución, el Camino de la Ribera y la autopista Ricchieri, a controlar los permisos de circulación de los trabajadores esenciales, exceptuados de la veda nocturna.

Controles de circulación en la estación Constitución del tren Roca. (Clarín)

A raíz de la intensa lluvia no se advirtieron largas filas o demoras en las autopistas y cabinas de peaje, mientras que los bares y restaurantes porteños, estaban cerrados o vacíos en la zona de Palermo, zona de habituales reuniones.

En el Puente Pueyrredón, que comunica al sur del conurbano con la Ciudad de Buenos Aires, los controles comenzaron a las medianoche, cuando se interrumpieron dos carriles donde los efectivos elegían al azar los automovilistas a controlar, mientras los colectivos circulaban casi vacíos por la la zona.

Los efectivos también controlaron camiones, motos y automóviles particulares, especialmente en las cabinas de peaje, mientras también circulaban taxis con pasajeros.

Controles en la Ciudad de Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires anunció que reforzará la presencia de agentes de Tránsito en los Centros de Trasbordo de Constitución, Sáenz, Retiro, Once, Flores, Chacarita, Pacífico, Liniers y Barrancas de Belgrano, en las principales estaciones de subte, y en los corredores de Metrobus.

Además, volverá el estacionamiento como día domingo para facilitar los traslados en auto particular de los trabajadores esenciales,

Por su parte, el Ministerio de Transporte anunció que en los trenes urbanos, será obligatorio el uso del sistema “Reservá Tu Tren”, tanto a la mañana como a la tarde, el cual se controlará junto a los permisos de circulación”.

Por otra parte, desde el sábado Trenes Argentinos dispondrá de micros para complementar el servicio de la línea Sarmiento. Habrá micros dispuestos en las estaciones Merlo, Morón y Moreno de 6 a 10.

Por la tarde, también se dispondrán micros, para el retorno a la provincia entre las 17 y 20, en las estaciones Once y Liniers.

Cómo funciona el transporte público

“Se va a pedir el mismo certificado habilitante que está vigente, pero vamos a reforzar los controles”, dijo el ministro de Transporte Mario Meoni, y aseguró que al transporte público sólo podrán subir los trabajadores esenciales, como hasta ahora, pero ahora con más controles.

Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación (La Voz / Archivo).

Indicó además que “los no esenciales de día no van a poder circular en el transporte público, como no lo podían hacer hasta ahora tampoco”.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: nuevo récord de más de 23.500 casos en 24 horas

Meoni precisó que en el transporte público, “más allá de que hay una cantidad importante de gente viajando, la mayoría están habilitados, son esenciales, hay un 20% que no son esenciales que tienen que ver con docentes y alumnos que no han hechos los certificados” todavía.

En cuanto a la posibilidad de aumentar la frecuencia de los distintos transportes públicos para evitar aglomeraciones, comentó: “Estamos casi en el máximo de las frecuencias, con 15.000 micros circulando en las horas pico”.

“Nos queda un número reducido para poder incorporar pero hay choferes que están con licencia. Estamos en el máximo también en el tren. Para cambiar eso se necesita inversión e infraestructura que requiere más tiempo, entre 24 y 36 meses.

En la Ciudad de Buenos Aires se permitirá hasta 10 personas paradas en los colectivos en horarios pico, en el marco del protocolo establecido. Las ventanillas deben estar abiertas y todos los pasajeros viajar con tapabocas.

El subte funcionará con horario especial de lunes a sábado desde las 6 y domingos y feriados desde las 8. Habrá 60 estaciones abiertas y permanecerán cerradas otras 30. Sólo se permiten 15 personas paradas por coche.

Con información de Télam.