El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, se refirió a la “segunda ola” de coronavirus en el invierno y prevé que será “de una enorme magnitud”. En ese sentido, enfatizó en la importancia de vacunar a las personas de riesgo.

Tenemos muchos casos y el rebrote que vimos a fin de año es preocupante, porque muestra que, cuando no hay cuidado, podemos subir aunque estemos en pleno calor”, dijo el viceministro, quien anticipó: ”Eso habla de una segunda ola del invierno que seguramente va a ser de una enorme magnitud”.

“El tema es que lleguemos con las personas de riesgo vacunadas; cosa de que, si tenemos una gran magnitud de contagiados, no haya letalidad”, sostuvo Kreplak en declaraciones a Radio 10. Y agregó: “Si recibimos en las próximas semanas cuatro millones de dosis, vamos a tener más vacunas que inscriptos. Necesitamos que todo el mundo se inscriba así podemos vacunar primero a las personas de más riesgo”.

Por su parte, el funcionario, quien le aplicó la dosis de la vacuna rusa a la vicepresidenta Cristina Kirchner, calificó como “un orgullo” que ella haya elegido vacunarse “en un hospital público de la provincia de Buenos Aires”, por el Hospital “Presidente Perón”, ubicado en la localidad de Sarandí, Avellaneda.

Sobre la vacuna Sputnik V, Kreplak minimizó los efectos adversos de la vacuna y contó su propia experiencia: “Cuando me la apliqué tuve un poco de dolor muscular por la noche, como si me hubiese estado por subir la fiebre, pero enseguida se pasó. Algunos tienen que tomar un analgésico, no más que eso. Tenemos un seguimiento de los efectos adversos y llamamos por teléfono a parte de la población”.