El actor francés Jean-Paul Belmondo murió a los 88 años en su domicilio en París. “Estaba muy cansado desde hacía algún tiempo. Se apagó tranquilamente”, comunicó a la agencia AFP su abogado Michel Godest y señaló que su muerte era “una pérdida para toda Francia”.

Con 50 años de trayectoria, Belmondo, quien era apodado en el mundo del cine como “Bébel”, fue el ícono de nouvelle vague (la nueva ola, en español) tras su participación en 1959 en la exitosa película “Sin aliento”, (”À bout de souffle”) de Jean- Luc Godard.

Jean Paul Belmondo y Alain Delon. (AP)AP

Lejos de los estereotipos de un galán de la pantalla grande tuvo el mote del “hombre más feo del cine francés”, cualidad que supo distinguir ante el resto por la forma particular de su nariz, quebrada durante una pelea, y el físico atlético que tenía. Es que, Belmondo practicó futbol y boxeo durante su juventud, por lo que su aspecto fue también motivo de halagos y aceptación por parte del público.

Jean-Paul Belmondo durante una escena de "Los Miserables" (AP).AP

Su afición al deporte lo llevó a ser miembro de la Acedémie des Sports, institución fundada en 1905 que otorga premios no solo a los grandes deportistas franceses sino también a los principiantes y escolares.

En 2001 debido a un infarto cerebral, el actor se alejó de las cámaras. Un homme et son chien (un hombre y su perro, en español) en 2008 fue su ultima película y en 2009 había participado del cortometraje Allons-y! Alonzo!