Este lunes en el marco de la pandemia de coronavirus y con el objetivo de contener el mayor brote tras la llegada de la variante Delta de COVID-19, millones de personas están confinadas a sus casas en China. El brote de la variante de rápida propagación, ya llegó a más de 20 ciudades y más de una docena de provincias.

// Mirá también: Coronavirus: China atraviesa el rebrote de casos más fuerte desde que surgió el virus en Wuhan

Los gobiernos locales de las principales ciudades, realizaron test a millones de residentes, al tiempo que acordonaron recintos y pusieron en cuarentena a los contactos de personas infectadas.

Coronavirus en China

La ciudad de Zhuzhou, en la provincia de Hunan, ordenó el lunes a más de 1,2 millones de personas que permanezcan en casa bajo un aislamiento estricto durante los próximos tres días, mientras se lleva a cabo una campaña de test y vacunaciones en toda la ciudad, indicaron mediante un comunicado oficial. “La situación sigue siendo sombría y complicada “, dijo el gobierno de Zhuzhou.

En la ciudad de Zhangjiajie, hubo un brote el mes pasado entre los espectadores de un teatro, que luego llevaron el virus a sus casas en todo el país. Las autoridades ahora están tratando de localizar a unas 5.000 personas que asistieron a las funciones y luego viajaron de regreso a sus ciudades de origen.

Debido a esto, todas las atracciones han sido cerradas y se les pide a los turistas que realicen una prueba de coronavirus antes de salir de la ciudad, informaron los medios locales. Zhangjiajie confinó a sus 1,5 millones de habitantes.

El nuevo brote también ha llegado a Beijing, y la ciudad ha informado de varias infecciones de transmisión local. En consecuencia, se han cortado todos los enlaces aéreos, de autobús y de viaje. Además los turistas tienen prohibida la entrada a la capital y las autoridades solo permiten la entrada a “viajeros esenciales” con pruebas negativas de COVID-19.

Las personas hacen fila para las pruebas de coronavirus en una gran fábrica en Wuhan, en la provincia de Hubei, en el centro de China (AP/Archivo).

La variante Delta de coronavirus también ha llegado a Wuhan, la ciudad china donde surgió por primera vez COVID-19, con siete personas que dieron positivo por la nueva cepa. Según los medios estatales chinos, la ciudad había tenido cero infecciones de transmisión local desde junio de 2020.

También se registraron nuevos casos en Hainan, un popular destino turístico, así como en la provincia de Henan, devastada por las inundaciones, indicaron las autoridades sanitarias nacionales.

// Mirá también: La misión de la OMS en Wuhan ratifica que el coronavirus sería de origen animal

Gran preocupación en China

Los titulares de los medios locales han estado dominados por las noticias sobre el brote y, según los informes, el principal especialista en enfermedades respiratorias del país ha expresado una gran preocupación.

Un total de 15 provincias y municipios ya han confirmado casos, de los cuales 12 están relacionados con el brote de Nanjing. Las autoridades han atribuido la propagación a la variante Delta y la temporada turística nacional.

Aunque el número de casos es considerablemente más bajo que en otros lugares, se considera el brote más grande en meses en China, un país que tuvo gran éxito en el control del virus dentro de sus fronteras el año pasado.

Con información de AFP y BBC News.