Uno de los primeros en repudiar el ataque con piedras al vehículo que trasladaba al presidente Alberto Fernández y a la primera dama, Fabiola Yáñez, fue Mauricio Macri, que sancionó duramente el accionar de vecinos de Chubut que se manifestaron violentamente.

“La violencia nunca es el camino. Repudio lo sucedido hoy en Chubut durante la visita del presidente. Cualquier diferencia tiene que ser resuelta por la vía del diálogo”, escribió Macri cuando había pasado poco más de una hora y media del enfrentamiento, que incluyó piedrazos al vehículo que trasladaba a la comitiva oficial.

El presidente, la primera dama y otros ministros se reunieron con los intendentes de las zonas afectadas por el incendio. Al salir del centro de operaciones fueron linchados por manifestantes.

Por su parte, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, también expresó su rechazo en relación a los ocurrido en Chubut. “Repudio el hecho de agresión que vivió el Presidente en Chubut. La manera de expresarse no es a través de la violencia”, escribió en su cuenta de Twitter.

En tanto, su vice jefe de gobierno, Diego Santilli, también se hizo eco del repudio y envió el mismo mensaje desde la red social.

De la misma manera, se expresó María Eugenia Vidal en su cuenta de Twitter, repudiando los hechos.

El ataque comenzó cuando un grupo de manifestantes “antiminería”, en conflicto con el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, protagonizó en Lago Puelo incidentes contra la combi que trasladaba a Fernández y su comitiva, quienes supervisaron en el lugar la situación por los incendios que afectan a la provincia.

Cuando el Presidente y su comitiva se retiraron en una camioneta del centro cultural de Lago Puelo, un grupo de manifestantes arrojó piedras y rompió dos vidrios traseros del vehículo, mientras gritaban insultos.

Luego de que la comitiva se retirara, los manifestantes agredieron también a parte de la prensa apostada en el lugar para cubrir la visita presidencial.