Lucas Pratto fue muy importante en la historia reciente de River. Sin embargo, en las últimas horas firmó la rescisión del contrato que lo unía al club de Núñez. Y este martes habló por primera vez como exfutbolista “millonario” y se mostró molesto por cómo se dio su despedida.

//Mirá también: River y la mala racha que tiene jugando en el nuevo césped del Monumental

“Yo estoy tranquilo porque hablé lo que tenía que hablar en su momento. No me quisieron comunicar en la cara que no iba a ser tenido en cuenta”, aseguró Pratto en diálogo con Líbero (TyC Sports).

Luego, agregó: “No puedo pretender que todos se manejen como uno pretende. Con (Marcelo) Gallardo no volví a hablar; me hubiese gustado que me dijera que no me iba a tener en cuenta”.

Lucas Pratto dejó de ser futbolista de River y busca nuevo club.(AP)

A pesar de esto, el “Oso” explicó que no tiene “nada que decir de Gallardo” y aclaró que “es un gran entrenador”. Además, destacó que los “dirigentes hicieron un esfuerzo muy grande para que las cosas terminen bien”.

//Mirá también: Los equipos argentinos que juegan copas no pudieron ganar en la primera fecha de la Liga Profesional

“En la última etapa me tocó jugar poco y yo necesitaba minutos. No le servía ni a River ni a mi seguir en el club, endeudándolo más y yo sin jugar. Al club le estaba costando mucho pagarme y yo jugaba cada vez menos. Pero en ningún momento me quise ir de River”, agregó.

Lucas Pratto y su gol más importante en River

El futuro de Lucas Pratto

Lucas Pratto no dio indicios de su futuro, aunque es seguido de cerca por varios clubes: “La idea es escuchar a todos. Quiero ir a un lugar a competir. Yo quiero competir y ser campeón. Veremos la propuestas que haya, quiero ir a un club en el que estén realmente interesados en mí”.

En tanto, le cerró la puerta a un posible retorno a Boca. “No hay chance. Salí del club y tengo buenos recuerdos, pero después prácticamente no tuve chances en primera por algunos personajes dirigenciales que no tengo un buen recuerdo”.

Pratto, de 33 años y en plena recuperación de una lesión, es pretendido por Atlético Mineiro, de Brasil, y Vélez.